Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   EL SEMÁFORO   -   Sección:  

El doble rasero y la hipocresía

Javier González
Redacción
lunes, 14 de noviembre de 2005, 01:08 h (CET)
El fin de semana pasado se jugó el Getafe – Barcelona, en dicho encuentro Daudén Ibáñez escuchó, supuestamente, gritos racistas proliferados por parte de la afición madrileña hacia el camerunés Eto’o, esos sonidos guturales que intentan imitar el ruido de un mono: “uuuh uuuhh uuhh”. Pues bien, el Comité de Competición sancionó al club getafense con una multa de 3000 euros, aún a sabiendas de que tanto Eto’o como el propio Barcelona felicitaron a la entidad local por el comportamiento de la afición.

Ante todo he de decir que condeno este tipo de comportamientos que pretenden humillar a un jugador o a otras aficiones, eso que quede bien claro, pero a partir de entonces me asaltan muchas preguntas: ¿Cómo es posible que todas las aficiones a las que se les acusa de tener comportamientos racistas, éstos sean siempre contra Samuel Eto’o? ¿Por qué Eto’o todos los años puede bromear con un tema tan serio como la xenofobia, como cuando dice en tono jocoso “tengo que correr como un negro para ganar como un blanco” y luego no soporta que los aficionados bromeen con él? ¿Por qué cuando el Real Madrid visitaba el Nou Camp y se escuchaban esos gritos del mono en alusión a Roberto Carlos no había multas y ahora que son los jugadores del club catalán los que reciben semejantes vejaciones sí las hay?

La respuesta ha todas estas preguntas probablemente esté en unos votos a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol, pero eso es algo que nunca se sabrá con seguridad.

Lo peor de todo esto es ese aire de cinismo que dejan este tipo de multas. No me entra en la cabeza que por los gritos o insultos racistas de cuatro impresentables se condene a un club a pagar una cantidad que rondará entre los 3000 y 6000 euros, y que por incidentes como el día del cochinillo, donde se lanzaron bolas de billar, monedas, mecheros, botellas de cristal...que si llegan a alcanzar a un jugador podrían mandarlo al hospital, se sancione a esa entidad a pagar 4000 euros. Esto también es aplicable al Bernabeu el día que Reina, cuando era portero del Barça, recibió un puñetazo en la espalda de un aficionado merengue; o cuando Roberto Carlos recibió un mecherazo que le hizo una brecha en la cabeza en campo culé, y ambos sucesos se quedaron sin multa, pero ya se sabe, para los equipos grandes el rasero es distinto del que aplican con equipos humildes como Getafe, Celta, Betis...

Pero lo que me resulta más difícil de comprender es que se multe a un club si su afición tiene un comportamiento racista y no pasa nada si esa misma afición le llama a un jugador hijo de..., o como sucedió en Riazor la temporada pasada que le dedicaban a Karpin: “Karpin muerete” o que a un rubito le llamen homosexual de forma despectiva, o que en su día se metiesen con Mijatovic a través de su hijo estando este último gravemente enfermo. Entonces me llego a plantear que tal vez exista un medidor de dolor que diga que los insultos de tipo xenófobo hagan más daño que los homófobos entre otros; eso o que vivimos en una sociedad hipócrita.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris