Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Otra promesa de Zapatero que no se cumple

Ana Salvador
Redacción
sábado, 12 de noviembre de 2005, 22:55 h (CET)
Tras diez años de trabajo, tras vivir muy de cerca un atentado de ETA en el que yo podía haber muerto junto con el bebé que esperábamos, resulta que el Ministerio de Defensa despide a mi marido "por viejo" (38 años), basándose en una ley absurda que no permite consolidar el empleo como en otros ministerios.

Lo del atentado es sólo un dato para reseñar lo peligroso que puede resultar trabajar y vivir en el ambiente militar (accidentes aéreos, explosiones, disparos...); y ¿cómo te lo pagan? echándote a la calle con una mano delante y otra detrás.

Ahora dicen que como no tienen gente van a volver a meter a la tropa pero de los oficiales, a los cuales se despidió aplicando la misma ley (17/99), no se dice nada.

Si reincorporan a unos y no a los otros ¿eso no es agravio comparativo? Cabe reseñar que los despidos los comenzó el gobierno del PP, y que, antes de las elecciones de marzo de 2004, el Sr Zapatero prometió que si ganaba solucionaría los problemas de este colectivo (tengo una carta suya que lo demuestra). Sin embargo, no sólo no los ha arreglado, es más, los despidos continúan.

Por último, decir que como los despedidos (van más de 4.000), ni cortan carreteras ni rompen mobiliario urbano, nadie se entera de que en España hay otro colectivo con problemas laborales serios, los militares temporales.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris