Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Cataluña   independentismo  

La exasperante Cataluña. Amotinados independentistas cortan el tráfico

Grupos de revolucionarios antisistema provocan el caos circulatorio
Miguel Massanet
miércoles, 28 de marzo de 2018, 07:45 h (CET)

En este eterno serial catalán parece que no va a producirse tregua alguna que permita, a los ciudadanos que residen en esta autonomía, a la que algunos pretenden transformar en el reino de los disparates y de los descerebrados. Resulta evidente que, si el Estado no decide tomarse en serio su función de gobernar la nación, poniendo los medios adecuados para cortar de raíz la escalada que se viene produciendo en aquello que se ha pretendido vender como “una petición democrática y pacífica de ruptura del Estado español que permitiera la separación de él de la comunidad catalana” como si esa facultad estuviera en manos de ningún gobierno ni fuera práctica usual en ningún país democrático, regido por una constitución y dirigido por autoridades respetuosas con los cuatro poderes independientes existentes un Estado de derecho; se corre el peligro de que llegue un momento en el que, las masas incontroladas, lleguen a un punto en el que ni los propios activistas o agitadores que las incitan a revolucionarse son capaces de dominarlas y evitar que se dediquen a cometer desmanes o salvajadas. Muestra de ello la hemos tenido con el colectivo de manteros que, como sucedió en Lavapiés, al estar dirigidos por los comunistas bolivarianos de Podemos y obcecados por su situación de inmigrantes fuera de la ley, convencidos que el mero hecho de haber llegado a España ya les confiere derechos de los que carecen, no han dudado en actuar de forma irresponsable, provocar enfrentamientos con la policía, destruir mobiliario urbano y convertir una parte de la capital del reino en un avispero por el que era peligroso circular. Todo ello por haber recibido información tergiversada referente a la muerte de uno de ellos, que tuvo la fatalidad de sufrir un infarto mortal durante una de las revueltas que, hace unos días, se produjeron en aquel barrio madrileño.


Mientras los políticos de los partidos catalanes se encuentran en un impasse, aturdidos por la inesperada captura del responsable principal ( parece que el señor Mas ya ha desaparecido de la primera fila del separatismo catalán) del desafío catalán contra del Estado español y su Constitución, el señor Carles Puigdemont, seguramente por haber caído en el error de creerse más listo que aquellos que esperaban un descuido suyo para atraparle, una circunstancia que no desaprovecharon los del CIS que le tendieron una trampa en la que, el fugitivo de la justicia española, fue a caer de bruces; un hecho que, evidentemente, ha creado el brusco cambio de escenario que ha dado un vuelco a los planes de designación de otro candidato, mientras se le asignaba, al expresidente catalán, un papel meramente honorífico para que pudiera seguir en Bruselas, desempeñando el papel de presidente en el exilio de la, autoproclamada, República Independiente Catalana. Los del pdeCAT que después de caída la candidatura del señor Sánchez, el candidato relevo y últimamente, del señor Rull el tercero en discordia, ya se prestaba a buscar otro posible candidato, seguramente rebotados por un suceso que no pensaron que se produjera y que tiene visos de que, las autoridades alemanas sean mucho más proclives a devolverlo a España de lo que lo han sido sus homólogos en Bélgica o Suiza; ante la negativa de ERC, a la que le ha venido de maravillas que capturaran a Puigdemont (aunque no les quede más remedio que simular que están disgustados por ello), a aceptar otro candidato a presidente de la Generalitat que no sea uno de su partido y, mucho nos tememos que, la idea de los JxCAT de volver a poner a Puigdemont como candidato único y preferente, pese a la imposibilidad legal de poder adoptar a tal cargo, no va a ser la solución práctica y posible a la que aspiran los seguidores del señor Junqueras, que están deseando que se forme un gobierno que permita a los catalanes librarse de lo que, para ellos, significa la “ignominia” de estar intervenidos por el Artº 155 de la Constitución.


Por otra parte, mientras los comunistas y miembros de la CUP han decidido optar por alterar el orden en las calles ( algo que seguramente no les conviene nada ni a los de la antigua CDC ni a los de ERC, por darles munición a los partidos constitucionalistas que, como ya ha dicho el señor Zoido al referirse a los incidentes del día de ayer, como la evidencia de que las manifestaciones pacíficas en las que se han venido escudando los defensores de una Cataluña independiente, se ha demostrado que sólo eran un espejismo que se ha difuminado ante las muestres de extrema violencia y ataques a las fuerzas del orden que se están produciendo por los comandos de los “comités de defensa de la República Independiente Catalana”. Seguramente hasta de lo malo se aprende y, en este caso, han sido los noticiarios filmados de los incidentes catalanes los que han ocupado las pantallas de los televisores de todos los países a los que, los separatistas, estuvieron engañando con imágenes trucadas de la actuación de la policía española en los incidentes que se produjeron con motivo del registro del despacho de Junqueras por miembros de la policía y la Guardia Civil; en esta ocasión van a tener ocasión de ver cómo, en los mismos medios de comunicación, aparecen las imágenes veraces y constatadas de los vandálicos ataques de las turbas de separatistas y cuperos utilizando toda clase de instrumentos y objetos para atacar a las fuerzas del orden, que se limitaban a defenderse para evitar ser arrollados. Una visión que, con toda seguridad, no habrá agradado a quienes han estado trabajando, tan duramente, para vender una imagen de España, de sus tribunales y las fuerzas policiales que se quería presentarlos como si estuviéramos en una república bananera del Cono Sur de América, como Venezuela, por ejemplo.


Nos admira cuando, en La Vanguardia, el periódico catalán terreno abonado para los reporteros que apoyan el separatismo catalán, que se hallan como pez en el agua en dicho medio informativo, tal como es el caso de la señora Pilar Rahola, una contumaz defensora del brexit catalán que, en el artículo que publica hoy, titulado Momentum, no le queda otro remedio que reconocer, en un tono compungido, el gran despiste que hoy se produce en este mundo de la revolución, cuando admite que: “Parece que el desconcierto reina en solitario, ocupando los espacios donde debería germinar la estrategia”( refiriéndose al frente independentista), añadiendo sobre las algaradas callejeras que se vienen produciendo: “El ruido bronco sólo alimenta la represión ( ella designa así la legítima actuación de la Justicia en contra de los delincuentes), aleja las simpatías y contamina un movimiento que siempre ha sido cívico” Sí señores, ahí es donde les duele. Insiste, como acérrima partidaria de Puidemont: “Después de Turull, nadie más excepto Puigdemont (añadiendo un comentario sarcástico) a no ser que toquemos a rebato y pongamos a Riera”.


No sabemos lo que va a dar de sí esta Semana Santa ni si, las legítimas e ilusionadas profecías de los hoteleros respecto a la ocupación prevista se van a confirmar ( un 88%), se van a confirmar; no obstante, sin que quiera parecer cenizo, me atrevería a afirmar sin gran riesgo de equivocarme, que si las actuaciones que vienen poniendo en práctica todas estas pandillas de verdaderos fanáticos, de cortar las carreteras, impedir el paso de coches y camiones o interrumpir la circulación dentro de las ciudades principales de Cataluña, no sería de extrañar que estas temidas cancelaciones, como las que tuvieron lugar el 1 de Octubre, cuando se intentó proclamar la república catalana, sean más frecuentes de lo que estos optimistas miembros de la restauración se pudieran imaginar. Lo que sí es cierto es que, a pesar de que los medios de comunicación catalanes se empeñan en ignorar, las inversiones extranjeras en esta autonomía van de mal en peor, experimentando un bajón del 40%, mientras Madríd experimenta un aumento de un 25%.


Duele ver cómo el gobierno del señor Rajoy, no se sabe el motivo de ello, se mantiene ajeno a las actividades de la TV3 catalana que no ceja, tanto en sus servicios informativos, como en sus tertulias y entrevistas, en poner al gobierno de España y a sus instituciones de chupa de domine, como si se tratara de dictadores y no fuera, la española, una democracia consolidada y unánimemente reconocida por todos los países; lo mismo que sucede con medios como Cataluña Radio donde sin el menor rubor locutores, como Mónica Terribas, demuestran su falta de objetividad, sus sectarismo y fanatismo derramando toda la bilis que son capaces de producir sobre España y los españoles, a los que han pretendido convertir en objetivos directos de sus ataques y sus rencores. Incomprensiblemente, ahora parece que la 6ª se ha añadido a las defensoras del tema catalán, lo que no debería de extrañarnos teniendo en cuenta la pésima calidad de sus presentadores, verdaderos obsesos contra toda doctrina que no represente la más casposa, obsoleta y denigrada casta de la extrema izquierda, incapaces de ofrecer una noticia creíble y duchos en manipular cualquier información que no favorezca a sus espurios intereses. Si se está aplicando el artículo 155 con el fin de poner freno a la amenaza separatista, no resulta creíble que, cuando se sabe positivamente que, desde las cadenas mencionadas, se hace una verdadera apología de los delitos de revolución, desobediencia, apología de la delincuencia, sedición y colaboración en la perpetración de actos delictivos (cuando se facilitaban, el día 1 de octubre del 2017, datos a los piquetes que operaban para favorecer la apertura de los centros de votación prohibidos por el TC dando pistas a través de la TV de los lugares hacia donde se dirigían la policía nacional y la Guardia civil para que los activista pudieran huir antes de su llegada).


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadanos de a pie, tenemos la desagradable sensación de que hay cosas que se nos han ocultado a los ciudadanos y que, una de ellas, es este misterio respecto a que un tema tan evidente de intromisión y apoyo al separatismo, no fuera neutralizado para evitar la propalación de información contraria a los fines que se proponía el Artº 155, que tenía por principal objetivo poner orden en Cataluña y evitar que, quienes habían sido los responsables de que se llegara a la situación insostenible en la que estaba Cataluña, pudieran hacerse de nuevo con el control de las instituciones y que, los que colaboraron con ellos de una manera evidente y descarada, fueran silenciados para evitar que pudieran seguir con su labor de proselitismo y e inducción al delito. Era algo de sentido común y esencial para evitar que, lo que ha acabado sucediendo, el retorno de muchos de los que fueron los cabecillas del enfrentamiento al Estado español, hayan regresado a la primera fila de la política y se les permita seguir en su tarea de mantener el separatismo catalán.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El Gobierno socialista actúa como si no estuviera en funciones

“Un estado está bien gobernado cuando los ciudadanos obedecen a los magistrados, y éstos a las leyes.” Solón

La Gran Asamblea

Desde mi lectura del principio del Génesis

La exhumación de Franco y el Sahara español

El último de los militares africanistas con delirios de emperador, sufrirá esta semana la humillación de ser trasladado a una tumba común

El baúl de las experiencias

“Abriendo el corazón se cambia el mundo”

André Gorz

Este filósofo que nació en Viena en 1923 y falleció en Francia en 2007 destacó por sus numerosas y profundas reflexiones sobre el sentido de la vida y también sobre la sociedad y el individuo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris