Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Asiento de tribuna   -   Sección:  

Costumbre española

Fran Villalobos
Redacción
viernes, 11 de noviembre de 2005, 22:55 h (CET)
España dejó sin hacer los deberes durante la fase de clasificación para el Mundial y ahora está obligado a superar su particular examen de reválida ante Eslovaquia si quiere estar en Alemania el próximo mes de junio. Los pupilos de Luis Aragonés actuaron al dictado del tradicional carácter español que acostumbra a dejar todo para el último día (caricaturizado con ironía en las páginas de ‘El pobrecito hablador’ de Larra con su célebre ensayo “vuelva usted mañana”) y, en lugar de resolver por la vía rápida ante Serbia, Bosnia o Lituania, pelearemos ‘in extremis’ nuestra plaza en la repesca.

Los apuros de España para participar en las grandes citas no son nuevos. Sin ir más lejos, para entrar definitivamente en el bombo de la última Eurocopa nos tuvimos que jugar el pase con Noruega en similares circunstancias a las de ahora. Para bien de todos, el resultado del duelo ante los nórdicos no fue tan dramático para los intereses de España como el cosechado ante Turquía con un billete para el Mundial de Suiza de 1954 en juego. Entonces, tras una eliminatoria igualada y un partido de desempate que terminó en tablas, el azar puesto en manos de un inocente ‘bambino’ italiano nos dejó fuera. Y es que a la selección española parece que le va el suspense. Tantos decisivos como los de Hierro y Rubén Cano o la goleada inolvidable ante Malta así lo corroboran a lo largo de su historia.

Por potencial futbolístico, España debería empezar a buscar hotel en el país germano. Sin embargo, la situación por la que atraviesa es bien distinta. Jugadores como Casillas, Puyol, Xavi o Raúl se han ganado con sus clubes un hueco entre los mejores de Europa, pero de momento eso no ha bastado para que la selección termine de funcionar. La excusa del inmovilismo de los jugadores nacionales a la hora de salir a competir a ligas extranjeras tampoco sirve. Del Horno, Reyes, Xabi Alonso o Luis García defienden en la actualidad los colores de grandes equipos ingleses e incluso, éstos dos últimos, se han proclamado campeones de Europa representando un papel destacado en la gesta.

Ninguno de estos argumentos resultó suficiente para evitar el trago de la repesca. Mientras que Brasil, Argentina, Italia, Francia o Inglaterra tienen su sillón asegurado, España pide una segunda oportunidad junto a selecciones menores como Suiza, Turquía, República Checa, Noruega, Uruguay, Australia, Bahrein, Trinidad y Tobago y los propios eslovacos, que no pisan un Mundial desde que se proclamaron independientes tras la disolución pacífica de Checoslovaquia en 1993. En cuanto a España, la última vez que faltamos a la cita mundialista fue precisamente en 1974 en Alemania. ¡Qué no se repita la historia!

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris