Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Cambios de envergadura

Mariano Estrada (Alicante)
Redacción
miércoles, 9 de noviembre de 2005, 23:49 h (CET)
No hace falta reflexionar demasiado para darse cuenta de que, en los últimos tiempos, hemos cambiado el optimismo y la amabilidad por el descrédito y la bronca. La culpa es de todos, por supuesto, pero los políticos tienen un plus de responsabilidad.

Hay que tener en cuenta que a menudo los intereses de los políticos no marchan parejos con los de los ciudadanos. Y son los políticos precisamente los que nos meten en serios apuros. Nos metió Felipe González, con el Gal y la corrupción generalizada. Nos metió Aznar, con su soberbia y sus delirios de grandeza (Irak). Y nos está metiendo Zapatero que, con sus supuestamente buenas intenciones, está alentando la confrontación entre ciudadanos de los distintos territorios de España.

Bajo el mandato de Suárez desmontamos un edificio muy viejo y muy mal construido y, entre todos, con inusitada alegría, construimos otro mejor. Ahora lo pretendemos reformar, pero a costa del enfrentamiento entre sus habitantes ¿Por qué? Porque algunos, particularmente Zapatero, se han empeñado en reformarlo con el desacuerdo de la mitad.

Yo no he votado nunca al PP, pero creo que hacer determinadas Reformas en las leyes de convivencia y no contar con los diez millones de votos que representa este partido, es poco menos que una temeridad.

Por su parte, el PP tiene que desprenderse del radicalismo de los Zaplana, los Acebes y los Oreja y converger con el PSOE en posiciones que pueden ser compartidas. Cualquier deslizamiento excesivo hacia el rojo o hacia el azul, lo terminará pagando el amplio colchón de la moderación, que es donde está instalada la mayoría de los españoles, por mucho que algunos pretendan otra cosa.

¡Ah! Y hay que desenmascarar de una vez a las oligarquías. Ése sí que sería un gran triunfo de la democracia.

Noticias relacionadas

¿Quién elegirá al nuevo gobernante de UK?

​Al final va a ser la militancia conservadora la que elija al nuevo primer ministro

​El valor y la noble vocación de la política municipal

La política en general, hoy puesta en dudas con el telescopio de los hooligans de la verdad absoluta, es un mal negocio

​Deslegitimando a la homofóbia: El argumento del segmento cultural para desnudarlo tal cual es

​Por muchos años, la cultura hegemónica del heterosexual construyó un discurso en el sentido de que la homosexualidad era una enfermedad

Prisión permanente revisable, sí

​Entre los padres de Mariluz, Marta del Castillo, Sandra Palo y Diana Quer se han recogido casi ocho millones de firmas

El analfabetismo funcional está mermando el español

Me reconstruyo en las palabras
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris