Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cantonalismo

Mariano Estrada (Alicante)
Redacción
miércoles, 9 de noviembre de 2005, 03:52 h (CET)
Acabo de leer un artículo de Luis Racionero, a quien leo más bien poco, que hablaba sobre ciertos aspectos del Estatuto de Cataluña. El artículo no tiene nada especialmente reseñable, salvo un curioso final, que dice:

Me encanta recordar que Castelar, al criticar el cantonalismo de 1873, citó la siguiente arenga: “Jumilla desea estar en paz con todas las naciones extranjeras y, sobre todo, con la nación murciana, su vecina; pero si la nación murciana, su vecina, se atreve a desconocer su autonomía y a traspasar sus fronteras, Jumilla se defenderá como los héroes del Dos de Mayo, y triunfará en la demanda, resuelta completamente a llegar, en sus justísimos desquites hasta Murcia y a no dejar en Murcia piedra sobre piedra”.

¿Sería muy extraño suponer que, tras el Estatuto de Cataluña, vinieran los del resto de las comunidades autónomas y luego los de las provincias, las comarcas, las ciudades y los pueblos? Sería interesante de ver y quizás no sea imposible. De hecho, Cartagena no ha aparcado nunca su sueño cantonal.

Mi fuerte sentimiento hacia Muelas de los Caballeros hace que este pueblo se convierta directamente en nación. Con estado, claro. Y sin gente. Estoy seguro de que, en los largos meses de invierno, el Alcalde guardaría la autodeterminación en su casa.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris