Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Las plumas y los tinteros   -   Sección:   Opinión

Cine para la tolerancia

Daniel Tercero García
Daniel Tercero
miércoles, 9 de noviembre de 2005, 03:52 h (CET)
El próximo día 15 de noviembre se inaugura, en Barcelona, el Cuarto Ciclo de Cine para la Tolerancia que celebra la Asociación para la Tolerancia. Durante cinco días, hasta el domingo 20, se podrán visionar quince largometrajes y disfrutar de 3 conferencias o coloquios sin que nos cueste un solo euro a los que nos acerquemos por las salas destinadas a tal fin en los Cines AMC Diagonal.

La asociación organizadora, con la colaboración del Ministerio de Cultura y la Fundación de Víctimas del Terrorismo, ha apostado, este año, por un cine de calidad y con títulos bien conocidos por el gran público. Así, Omagh, Hotel Ruanda, El hundimiento, Good Bye, Lenin! o, la recientemente presentada en la Seminci de Valladolid, Trece entre mil, se podrán ver entre otras, durante los cinco días de duración de este ciclo cinematográfico. Los coloquios contarán con la presencia de Félix Ovejero, profesor de Economía, Ética y Ciencias Sociales en la Universidad de Barcelona; Ferran Gallego, profesor de Historia Contemporánea en la Universidad Autónoma de Barcelona; e, Iñaki Arteta, director del filme Trece entre mil, en distintos días.

Este ciclo demuestra, con esta cuarta edición, que el tema del terrorismo en la gran pantalla sigue de actualidad. En ocasiones, cuando en las pantallas de nuestros cines encontramos películas de una discutible calidad lo recomendable es refugiarse en el cine temático, en el cine que deja poso en nuestro interior, ver películas que dejan una reflexión interesante. Pues bien, este ciclo es un buen desahogo para los espectadores que buscamos, en la cartelera de hoy, un cine de reflexión, un cine interior.

El cine, desde que se descubrió su poder de control e información de masas, ha sido un juguete en manos de los grandes dictadores europeos del primer tercio del siglo pasado. Hitler, Mussolini o Franco comprendieron en seguida el poder de la gran pantalla sobre la sociedad. El español incluso acercó una obra suya, firmada bajo el pseudónimo de Jaime de Andrade, a la gran pantalla que se convirtió en la película Raza, rodada en 1941. Hitler utilizó a la cineasta alemana Leni Riefenstahl para los documentales que elogiaban al líder ario y a su Alemania. Mussolini, mediante su hermano Vittorio, quiso controlar todo lo que las cámaras de cine grababan en Italia. Cabe recordar que fue Mussolini el creador de la Mostra de Venecia, si bien se reconvirtió tras la Segunda Guerra Mundial en una muestra para la promoción de cine progresista y de calidad.

Pero el cine, hoy día, es una ventana a la libertad. Desde documentales que muestran la vida en el punto más remoto al espectador que está viendo la cinta, hasta los cortometrajes que describen una escena de la vida cotidiana que puede suceder en cualquier esquina de cualquier gran ciudad. Esta cuarta edición del ciclo para la tolerancia pretende ser eso, una ventana a la vida, a la tolerancia y, sobre todo, una ventana contra la intolerancia del terrorismo. Los que hemos tenido la suerte de asistir a las anteriores ediciones sabemos que estas muestras cinematográficas son ciclos que sirven para reflexionar y profundizar en los valores del respeto y la tolerancia. Las conferencias, con estos reputados y especialistas ponentes, arriba citados, serán de gran altura y de una calidad difícil de superar. Por una vez, y sin que sirva de precedente que les recomiende la visita a un ciclo cinematográfico, pásense por el IV Ciclo de Cine para la Tolerancia en Barcelona. No se arrepentirán.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris