Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

El cuento de nunca acabar

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
miércoles, 2 de noviembre de 2005, 02:33 h (CET)
Para el que todavía no se haya enterado, ha nacido Leonor, la primera hija de los Príncipes de Asturias y segunda en la línea de sucesión a la corona.

Dicho esto y tras cientos de páginas, columnas y opiniones de todo tipo, voy a centrarme en otro asunto que no parece tener el mismo interés popular, pero considero más serio y preocupante.

Desde hace una semana en Jun, un pueblo de Granada, 24 familias se han quedado sin casa gracias a la intrusión de un grupo de okupas. Hasta ahora la actuación del movimiento okupa era localizar pisos vacíos y entrar en ellos hasta que la policía llegaba y los desalojaba, no sin violencia. Ahora la cosa va a mayores y en Jun han entrado en pisos habitados, donde parece que directamente han echado a sus inquilinos.

Este tipo de noticias es una muestra más de cómo está la justicia española. Resulta que la policía no puede entrar en las casas y desalojar a los okupas hasta que llegue una orden del juzgado. Mientras tanto, los inquilinos que estaban tan felices en sus casas, tienen dos
opciones: o irse a un hotel, que muy probablemente no les pague nadie, o actuar del mismo modo y ocupar otra vivienda, ¿se imaginan? Esto podría ser el cuento de nunca acabar.

Existe un debate social abierto sobre los pisos vacíos y mientras todo el mundo da su opinión, nadie piensa en lo que todavía es legal (hasta que la Generalitat quiera) ni lo que es justo. Si una persona tiene una vivienda y está vacía, sus gastos y motivos tendrá… ¿por qué obligar a alquilar contra la voluntad del propietario? Yo creía que vivíamos en una sociedad donde la libertad era la palabra mágica que todo lo solucionaba, y parece ser que no.

Me llama mucho la atención observar a algunos miembros de las casas okupa. En mi barrio tenemos una y cada día se ven por la calle a los personajes que por ahora viven allí. Chicos y chicas de no más de 30 años, jóvenes sin ganas de trabajar ni buscarse la vida, que han decidido ir por el camino fácil y delictivo. Se les reconoce por su llamativa forma de vestir o de hablar, los que consiguen pronunciar dos palabras seguidas después de una noche de música y drogas, pero sobretodo se les reconoce por su lema “Okupa y resiste”.

Ellos no se molestan en ir mendigando por la ciudad, es mejor robar para sobrevivir y entrar en las casas vacías, redecorarlas a su gusto y hacer de ellas una comuna de fiestas y proclamas contra lo que ellos consideran abuso de autoridad y un sinfín de problemas sociales, de los que quieren ser partícipes sin dar ni golpe. Lo siento, yo y mucha gente nos quejamos de lo que no nos gusta pero nos involucramos y padecemos de ello, dentro de los límites legales sin molestar a terceras personas.

Suerte que la recién llegada Leonor no va a sufrir de estos problemas, al fin y al cabo es la hija de todos y casa no le va a faltar, ya que entre todos se la vamos a tener que pagar, junto al colegio, la universidad, etc. Y es que la realidad es muy distinta a los cuentos infantiles donde los príncipes se casan y tienen un final feliz. En la realidad tenemos que seguir viviendo ese final toda la vida, un príncipe tras otro, y esto si que es el cuento de nunca acabar.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris