Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Momento de reflexión  

Cenizas diamantinas

Octavi Pereña
Octavi Pereña
miércoles, 2 de noviembre de 2005, 02:33 h (CET)
A los seres humanos nos gusta conservar el recuerdo de nuestros seres queridos. Las fotografías emplazadas en lugares estratégicos del hogar, en algunos caos iluminadas con velas que permanecen encendidas día y noche, sirven de recordatorio. Las visitas a los cementerios en el día de Todos los Santos y la renovación floral del lugar en donde descansan los restos, son señales de que no se quiere olvidar la memoria de los fallecidos. La imaginación comercial no tiene límites. Los empresarios emprendedores se las piensan todas para conseguir que sus negocios sean todavía más florecientes. Tal vez la letra de la melodía que cantó Marilyn Monroe en la película "Los caballeros las prefieren rubias" que dice: "el mejor amigo de una mujer son los diamantes", inspiró a la empresa suiza Algordanza a iniciar unas sesiones de brainstorming con sus ejecutivos con el propósito de encontrar una idea práctica que permitiese a un buen número de mujeres a tener siempre a su lado a su mejor amigo el diamante.

Empresas de servicios funerarios de Granada y de Barcelona están en contacto con Algordanza con el propósito de que a partir del año 2006 los españoles puedan convertir las cenizas de un familiar o amigo intimo en un diamante de entre 0,30 y un quilate. El carbono de las cenizas del difunto sometido a un proceso de altas temperaturas y presiones se convierte en un diamante de una tonalidad exclusiva al respetar el proceso la naturaleza de las cenizas. Por descontado, Algordanza no se olvida de acompañar a la piedra preciosa con un certificado del Instituto Gemológico Suizo y la garantía de que el diamante entregado procede de las cenizas de la persona cuyo recuerdo se quiere conservar a perpetuidad. Transformar las cenizas en diamantes es un proceso caro que como mínimo cuesta 3.700 euros. Ello no es un impedimento para que todas las clases sociales puedan llevar consigo los restos de la persona estimada transformados en un anillo o colgante. Para esto están los créditos bancarios: socializar la transformación de las cenizas en diamantes. En cómodos plazos mensuales hechos a la medida del cliente, todas las clases sociales podrán lucir un diamante personalizado y si así se desea, con una dedicatoria microscópica escrita con rayos láser.

La palabra diamante procede de los vocablos griegos "adamas", "adamantinos", "adamatos", que significan: "acero", "duro como el acero", "indómito, no domado", que hacen alusión a la dureza e invulnerabilidad características de esta roca. Con todo, la transformación de las cenizas en diamantes no resuelven el problema de la muerte, incógnita no desvelada con la momificación y el embalsamamiento practicados desde la remota antigüedad en faraones y grandes de las naciones, hasta la moderna congelación aplicada a los personajes de la jet-set, en espera de que la medicina descubra los remedios a sus enfermedades mortales.

La muerte es un misterio que se resuelve por revelación. Cristo Jesús con su muerte y resurrección destruye a este enemigo de quien no se quiere oír hablar. La técnica carísima de convertir las cenizas de los difuntos en diamantes no soluciona tampoco el problema de la muerte.

El apóstol Pablo, teniendo como fundamento de su doctrina de la resurrección de los muertos el hecho histórico de la muerte y resurrección de Jesús, escribe. "Y cuando esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo" (I Corintios,15:54-57).

Noticias relacionadas

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración

Políticos sin ética

Ética sin virtud es un cero a la izquierda

Afecciones del alma

La partitocracia se ha revelado como un problema para la democrática convivencia

Bienvenidas las iniciativas globales

Somos hijos del tiempo, pero también de la acción conjunta. ¡Aprendamos a organizarnos!
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris