Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Los petroleros rusos intensifican sus actividades en el área postsoviética

Serguei Kolchin
Redacción
lunes, 31 de octubre de 2005, 22:24 h (CET)
A mediados del corriente se ha anunciado la importante adquisición realizada por petroleros rusos en Kazajstán. El gigante petrolero "LUKOIL" piensa adquirir a través de su sociedad anónima, empresa subsidiaria "LUKOIL Overseas" la empresa "Nelson Resources Limited"(NRL)por un precio de 2 mil millones de dólares.

Esta compañía participa en los proyectos de extracción de hidrocarburos en la zona occidental de Kazajstán. Las reservas prospectadas de estas materias primas en los yacimientos que se encuentran bajo el control de la "NRL" se estiman en 270 millones de barriles en equivalente petróleo. Por algo esta transacción atrae la atención especial por ser distinta a las anteriores tentativas de la expansión petrolera de Rusia.

Ello se debe como mínimo a dos causas. Prácticamente, se trata, ante todo, del primer caso en que petroleros rusos hayan comprado activos tan importantes en el campo de la extracción de petróleo y gas en el espacio postsoviético. Antes, o bien ellos tenían una participación insignificante en los consorcios internacionales sin derecho de voto decisivo (como la ya mencionada "LUKOIL" en Azerbaiyán), o bien se limitaban a adquirir refinerías (en Ucrania y en Lituania). Ahora, según parece, grandes holdings petroleros rusos, que durante los años de bonanza petrolera han acumulado sumas bonitas, tienen la seria intención de incrementar su poder de extracción, adquiriendo instalaciones en el exterior, ante todo, en los países vecinos.

De ser así, esta política se ajusta totalmente a la opinión que la mayoría de los expertos sostiene acerca de que en los próximos tiempos Rusia va a carecer de posibilidades para descubrir nuevos importantes campos petrolíferos y, por tanto, vale la pena echar un vistazo a las reservas petroleras de los vecinos y aquilatarlas. Ello reviste especial importancia con relación a los recursos que poseen las repúblicas centroasiáticas.

El presidente de la "LUKOIL Overseas", Andrei Kuziaev, ha manifestado lo siguiente a propósito de la futura transacción: "Estamos satisfechos con el resultado de las negociaciones con el consejo de directores y los accionistas de la "NRL" y convencidos de que este convenio responde a los intereses estratégicos de todas las partes interesadas, de modo que pensamos cooperar con las autoridades de Kazajstán a fin de llevarlo a buen término".

La frase relativa a "las autoridades de Kazajstán" hace recordar otro aspecto importante de esta nueva adquisición hecha por la "LUKOIL". Poco tiempo después de que trascendió esta noticia se supo que tras los rusos han viajado a Kazajstán hombres de negocios chinos en pos de activos adicionales de empresas del petróleo y el gas. Nadie puede saber a ciencia cierta si se trata de otro viraje en la política económica de Nursultán Nazarbaev o en realidad es una prueba de la lucha competitiva entre los gigantes petroleros por hacerse con recursos de hidrocarburos.
Como quiera que sea, seguidamente después de conocerse la noticia acerca de la futura venta de la "NRL", los accionistas de la "Petro Kazakhstan" ("PK"), otra compañía petrolera kazaja, han votado a favor de su venta a la empresa pública china CNPC por un precio de 4,2 mil millones de dólares.

Según información extraoficial, los chinos se han obligado a revender después de la transacción un 33 % de las acciones de la "PK" a la empresa petrolero-gasera estatal de Kazajstán "Kazmunaigás". Esto lo atestigua indirectamente el hecho de que recientemente se hayan aprobado unas enmiendas en la legislación que le conceden al Gobierno de Kazajstán el exclusivo derecho de rescatar en el mercado secundario de activos energéticos pertenecientes a la categoría de "recursos estratégicos". Pero esta operación puede ser frenada por la "LUKOIL" que tiene la empresa mixta "Turgai" con la "Petro Kazakhstan" actualmente en venta e insiste en que le cabe la prerrogativa de comprar el 50 por ciento en esta compañía subsidiaria. Por lo tanto, no se descarta la posibilidad de que los rusos revalicen con los chinos por hacerse con el petróleo y el gas de Kazajstán.

__________________________________________________________________

Serguei Kolchin es Doctor en Economía,(Instituto de Estudios Económicos y Políticos adjunto a la Academia de Ciencias de Rusia)

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris