Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Y digo yo...   -   Sección:  

NBA

Jordi Martínez

lunes, 31 de octubre de 2005, 22:25 h (CET)
Como cada año a principios de noviembre, la liga profesional de baloncesto norteamericana, más conocida como NBA comienza a rodar. Como cada temporada, este año también tiene a sus favoritos, como los Lakers de Los Angeles, los Pistons de Detroit o los Spurs de San Antonio, los actuales campeones. Otros equipos, como los Heat de Miami o los Mavericks de Dallas, intentarán tener su trozo de gloria en forma de anillo de campeón en uno de los dedos de los jugadores de sus respectivas plantillas, aunque para muchos, el solo hecho de acabar entre los primeros e incluso clasificarse para los play offs ya es un triunfo en sí.

Este año representará el retorno a Los Angeles de Phil Jackson, el mejor entrenador de las últimas dos décadas como lo demuestran los nueve anillos de campeón conseguidos desde 1991 entre Chicago, donde ganó seis, y Los Angeles, donde consiguió tres en su etapa anterior a esta. Hasta la fecha, ha sido el único entrenador capaz de hacer sombra a Red Auerbac, mítico entrenador de los Boston Celtics en las décadas de los 50 y 60, años en los que consiguió el mismo número de títulos.

Cuando están a punto de celebrarse seis décadas del nacimiento de la Liga, dentro de un par de años, la competición goza de buena salud, sobre todo en el terreno mediático, donde, gracias al poder de Internet, la información llega a todo el mundo prácticamente en tantos idiomas como jugadores internacionales hay en sus filas. La única incógnita que hay en el aire es si algún equipo será capaz de convertirse en el dominador total del campeonato en este principio de siglo, tal y como pasara en décadas anteriores, si exceptuamos los años 70. A este tipo de dominio se le pasó a denominar dinastía.

La primera se creó precisamente durante los primeros años de competición, cuando los Minneapolis Lakes, que posteriormente se marcharían a Los Angeles, ganarían 5 anillos de campeón entre 1949 y 1954. Este equipo estaba liderado por George Mickan, quien a la vez se convirtió en el primer icono de la liga, y que resulta curioso ver fotos suyas por el hecho de jugar… con gafas. Tal era su dominio, que en un partido contra Nueva York, a alguien se le ocurrió poner en el luminoso del Madison Square Garden "New York Nicks vs. George Mickan", algo que molestó a más de uno.

Pero el verdadero significado de Dinastía con mayúsculas se forjó unos pocos años más tarde por parte de los Boston Celtics, quienes entre 1956 y 1969, y liderados por Bill Russell, consiguieron nada menos que once títulos de campeón, incluyendo una racha de ocho títulos consecutivos entre 1959 y 1966, cosa que ningún otro equipo ha conseguido repetir. Solamente Atlanta en 1958 y Philadelphia en 1967 fueron capaces de ganar algún título a lo largo de esos trece años.

Esta época triunfal de Boston dio paso a una década, la de los 70, en la que no se puede hablar de un dominador claro, ya que solamente Nueva York (en 1970 y 1973) y Boston (en 1974 y 1976) fueron capaces de repetir título. De aquella década, sobre todo la segunda mitad, podríamos decir que esa fue la de los equipos "modestos", en la que equipos como Portland (1977), Washington (1978) y Seattle (1979) se acabaron llevando el gato al agua.

Pero desgraciadamente, las cosas a nivel de espectadores no mejoraban, y tanto la presencia en los estadios como las audiencias fueron cayendo. Pero en 1980 todo cambió gracias a dos jugadores que se acabarían convirtiendo, por méritos propios, en los principales iconos de la NBA de aquella década y, por extensión, del último cuarto de siglo y que protagonizaron la mayor rivalidad a nivel deportivo durante aquella década. En la costa oeste, Los Angeles Lakers se hicieron con los servicios de Earving Magic Johnson, mientras que, en le costa este, los Boston Celtics hicieron lo propio con Larry Bird, quien para muchos ha sido el mejor jugador blanco de todos los tiempos.

A lo largo de aquella década podríamos decir que ambos equipos casi monopolizaron la liga, ya que entre 1980 y 1988 consiguieron hacerse con ocho anillos entre ambos. Cinco fueron a parar a las manos de Johnson (1980, 82, 85, 87 y 88), mientras que tres fueron a parar a las manos de Bird (1981, 84 y 86) Tan sólo Philadelphia en 1983 se interpuso en el camino de ambos.

Curiosamente, ambos jugadores tuvieron que retirarse en contra de su voluntad. Johnson lo hizo después de serle detectado el virus del sida en 1991, mientras que Bird lo hizo debido a los constantes problemas que espalda que arrastraba en sus últimas temporadas y que apenas le dejaron jugar.

Pero pese a todo, ambos volvieron a las canchas para formar parte del mejor equipo de baloncesto visto hasta la fecha: el "Dream Team" o "Equipo de Ensueño" que representó a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona, llevándose de manera brillante la medalla de oro, cosa que, por otra parte, estaba garantizada incluso antes de que comenzara la competición. Nunca hasta entonces el dueño de la medalla de oro había estado tan claro antes de comenzar los Juegos.

Pero el fin de la rivalidad Lakers-Celtics de los 80 no significó el final de la NBA, sino simplemente el preludio de otra "era mágica" en la Liga: la de los Chicago Bulls de Michael Jordan. Entre 1991 y 1998 consiguieron seis anillos de campeón. Sólo en los dos años en los que Jordan se retiró por primera vez, entre 1994 y 1995, otro equipo fue capaz de ganar el anillo.

Pero desde que Chicago ganó su último anillo, ningún equipo ha sido capaz de marcar diferentes ante el resto. Si contamos los últimos siete años, solamente dos equipos han conseguido repetir título: San Antonio Spurs y Los Angeles Lakers, ambos con 3 victorias, por lo que no podríamos hablar de un dominador claro. ¿Nos estaremos enfrentando a otra década de in pass, como ya ocurrió hace treinta años? Eso sólo el tiempo lo dirá.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris