Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Animales   -   Sección:  

Las protectoras de animales toman precauciones con la llegada de Halloween

Redacción
martes, 1 de noviembre de 2005, 09:50 h (CET)
La proximidad de la noche de Halloween pone en alerta a las sociedades protectoras de animales del país, que redoblan sus precauciones a la hora de dar en adopción una mascota, sobre todo si se trata de un gato negro.

Ana Sancho
La creciente implantación en España de la fiesta de Halloween, una tradición importada de la cultura celta, además de traer la conocida petición de dulces por las casas y las calabazas iluminadas, ha provocado la aparición de actos de vandalismo y crueldad hacia animales y personas durante la noche del 31 de octubre.

Ante la existencia de esta lamentable realidad, los refugios y, en general, el colectivo de particulares que tienen acogidos animales para su adopción, recelan de los posibles adoptantes que se interesan por conseguir un animal en fechas cercanas a la víspera del día de los difuntos. Especialmente, son las demandas de gatos de color negro las que mayor desconfianza suscitan en los responsables de las adopciones, temerosos de poner un ser indefenso en manos de personas sin escrúpulos que tengan previsto someter al animal a algún tipo de abuso.

En EEUU, donde la celebración es una tradición popular muy arraigada, se interrumpen las adopciones durante los meses de octubre y noviembre, como medida cautelar para evitar malos tratos a animales que puedan ser buscados expresamente para la práctica de rituales o simples actos de crueldad.

Dulces y calabazas contra el vandalismo
La costumbre de pedir dulces de puerta en puerta, si bien es de origen cristiano, fue asimilada a la fiesta de Halloween en EEUU a finales del siglo XIX, en un intento por parte de las autoridades de detener los actos vandálicos cometidos esa noche. La tradicional “noche traviesa” tuvo su expresión más dura en las masacres perpetradas por el ku klux klan.

Dentro de estas propuestas que buscaban detener el tinte violento que comenzaba a adquirir esta festividad se enmarcan también los concursos de las calabazas iluminadas o los disfraces, usados al estilo de los antiguos cristianos que pedían alimento por las casas. Sin embargo, estos intentos no han logrado erradicar las tropelías durante la noche de los difuntos.

El espíritu del gato muerto
Hannah Sanel, fundadora del grupo animalista de internet “pobresgatosdelacalle”, estima que en amplios sectores de la sociedad española existe una falta de respeto y sensibilidad hacia los animales. “Los gatos -ha declarado para este diario- son utilizados como símbolos heredados de la irracionalidad medioeva, una herencia que choca con los más elementales derechos de los animales, como lo es el derecho a la vida”. Asimismo, H. Sanel ha criticado la orientación de la fiesta realizada por el Centro de ocio madrileño “Opción” para la noche de Halloween: “Es sólo un ejemplo de cómo subyace una permisividad social hacia el maltrato animal el que este centro organice una fiesta utilizando el reclamo de un título tan poco afortunado como ´El gato muerto`, y también lo es la vinculación en esta fiesta del espíritu del gato muerto con los elementos del terror, los funerales, el exorcismo y los rituales de sangre.”

En un intento de equilibrar el simbolismo negativo que pesa sobre los mininos azabaches, Sanel ha remarcado que los gatos negros son, sin embargo, considerados portadores de buena suerte para los ingleses, si bien “no podemos dejar que estas creencias populares guíen nuestro comportamiento si con ello perjudicamos los derechos de unos seres vivos que merecen una vida digna”. En este mismo sentido, la fundadora del grupo animalista ha manifestado que los gatos negros, al igual que los gatos de otros colores o tipos, cuentan con grandes devotos: “Si bien las creencias populares les atribuyen rasgos diabólicos o, en el otro extremo, los consideran como un talismán, los gatos negros tienen muchos amigos y admiradores, que los quieren por ser ellos mismos, al margen de su color. Sin embargo, también el gato negro cuenta con personalidades relevantes de distintos campos sociales que han manifestado su adoración por él, como lo hicieron Winston Churchill o Edmond Rostand.”

Gatos a salvo
A propósito de la llegada de la noche de Halloween, la asociación estadounidense ASPCA -dedicada a la protección contra la crueldad hacia los animales- dirige una serie de sugerencias a los dueños de mininos.

Tras advertir de los muchos robos, maltratos y muertes de gatos domésticos que se han producido en pasados halloweens, la asociación recomienda encarecidamente la reclusión de los gatos en las casas durante varios días antes y después de la festividad. Del mismo modo, se pide precaución con las velas que arden dentro de las calabazas. Pueden despertar la curiosidad de los gatos y resultar quemados, incluso provocar un incendio como consecuencia de hacerla caer al suelo en una reacción de juego o miedo y ponerla en contacto con cortinas u otros materiales inflamables.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris