Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Al borde de la palabra   -   Sección:  

Homenaje

Joaquín Castillo
Redacción
jueves, 27 de octubre de 2005, 00:44 h (CET)
El pasado domingo andaba mi padre intentando encontrar un mínimo de información acerca de un combate de king boxing disputado la noche anterior, nada más y nada menos que el título de Europa se peleaba, y ni rastro del combate en ningún periódico, ni una triste reseña con la que enterarse del resultado,¿no hay suficiente interés? ¿Ya no interesan los deportes de contacto? ¿La velocidad de Alonso o la potencia de Nadal han conseguido desterrar de nuestros gustos a, por ejemplo, el Boxeo? Quiero confiar en que no.

Años atrás era un deporte de masas con el que crecieron varias generaciones de españoles, pendiente de la derecha de Foreman, el baile de Ali o más recientemente la contudencia de Tyson, para todos estos y en especial para mi padre va esta columna, un pequeño homenaje al mundo del boxeo, tan vilipendiado por su dureza sin recabar en el afán de superación, el honor, y la disciplina de los púgiles que hacen grande este deporte.

Y para ello que mejor que recordar el más épico enfrentamiento que se recuerda, fue el tercero entre Muhammad Alí y Joe Frazier del que el día 1 se cumplieron 30 años. Ya eran veteranos los máximos referentes de la categoría pesado en aquellos 70. Pero Alí había reconquistado su título un año antes ante el entonces joven e invicto George Foreman, con un espectacular KO. El mismo Foreman había vapuleado al valiente Frazier (le provocó seis caídas en dos asaltos) para conseguir el título que luego le quitó Alí.

Pero Frazier (31 años) y el ex Cassius Clay (33) tenían una rica historia propia. Frazier había defendido con éxito su título en marzo de 1971 por puntos en el Madison Square Garden de Nueva York, cuando Alí buscaba recuperar el terreno perdido desde que su negativa a ir a la guerra de Vietnam le había costado el despojo de su cetro. Pero Alí se tomó revancha en 1975. La tercera era la vencida. Y ocurrió en Manila, la capital de Filipinas. Con circo incluido, Alí, casado y con cuatro hijos, le presentó a otra mujer como su esposa al presidente Ferdinando Marcos. Y recibió luego la visita de la legítima, quien provocó un escándalo que estuvo a punto de anular el combate..

Fue un duelo de gladiadores, inolvidable. Alí había subestimado a Frazier. Pero éste le planteó una maravillosa resistencia. Los dos llegaron exhaustos al final del 13º asalto. El campeón no quería seguir. Lo tuvo que convencer Angelo Dundee, su entrenador. Hicieron un intercambio furioso en el 14º. Iba a abandonar Alí, los golpes de Frazier estaban a punto de dejarle inconsciente, cuentan los más viejos del lugar que nunca se hubiera levantado de aquel rincón pero Dundee vio que Eddie Fuch, el segundo de Frazier, hacía señas de que todo había terminado. Y se proclamó la victoria de Alí por Ko técnico en el último round. El campeón que había tratado a Frazier de gorila le pidió perdón, detalle que hace más grande a los vencedores. El combate quedó registrado como el más dramático de la historia y muchos esa noche soñaron con ser Alí, como hoy se sueña, con ser Fernando Alonso..

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris