Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Genialidades (II)

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 24 de octubre de 2005, 23:35 h (CET)
Había comenzado yo el viernes tratando de sintetizar en un artículo todas las barbaridades y los sinsentidos que, algunos por estupidez, otros por ignorancia y témome que otros por maldad y sectarismo, el presidente del gobierno había pronunciado en estos últimos meses. Exclusivamente el presidente. Y es que si nos ponemos a tratar de pormenorizar las barrabasadas dialécticas perpetradas por las ministras de cuota y los ministros de “cuoto”, tendríamos que publicar un volúmen entero, al más puro estilo de “respuestas estúpidas en exámen por alumnos Logse”.

No vamos a entrar en detalles sobre genialidades tales como “Lespañeboteui, lafransboteui, luropboteui”, que pronunció Zapatero en las vísperas del referéndum sobre la Constitución Europea en Francia o sobre el ganador Kerry (¿alguien recuerda quién era este señor?) o acerca del gran “fracaso” de la Canciller alemana Merkel, ganadora de las elecciones…

No nos vamos a escandalizar por la frase en la que Rodríguez nos contaba que desde que gobierna él “ya nadie insulta los manifestantes ni llamamos a nadie líder de pancarta”; ni nos vamos a acordar de que bajo el gobierno de ZP se detiene ilegalmente a los manifestantes, ni de que otras manifestaciones son prohibidas por ser “primitivas” o incluso porque pretender pasear por las calles de Barcelona la bandera constitucional española podría constituir una “provocación”.

Tampoco vamos a entrar en los insultos vertidos desde el gobierno y sus aledaños contra las víctimas del terrorismo, por portar la pancarta “Memoria, dignidad y Justicia·. Ni nos vamos a llevar las manos a la cabeza por la genial ocurrencia presidencial de decir que “trágicamente no podemos conocer la última voluntad de las víctimas del terrorismo de ETA”. Y es que no esperamos otra cosa de semejante inanidad intelectual presidencial. Claro que, fíjense, el terrorismo internacional, en palabras de ZP, asesina “llevando por delante víctimas inocentes sin la más mínima explicación”…

Al pobre Serrat, ese genial cantautor, ZP, en un arranque de cursilería, lo describió cómo “ese cantante que ha transmitido los mejores sentimientos, las mejores vibraciones y la poesia elevada a la máxima capacidad intelectual”.

Tampoco vamos a acusar a Rodríguez de excluyente y sectario por pronunciar aquello de que quiere un “gobierno para todos: progresista y tolerante”. O por definirse como un “rojo” (¡qué carcundia!) cuando concede entrevistas como presidente del gobierno de todos los españoles a revistas culturales como Marie Claire ó Zero…

No nos vamos a desternillar de la risa, cuando, para justificar su ambigüedad acerca del término nación, menciona a Norberto Bobbio y nos cuenta que la palabra en cuestión tiene un “contenido semántico de los más vagos”. Vamos, que puede querer decir cualquier cosa. Pues no, señor Rodríguez, una silla es una silla y no es una mesa. Aunque usted instale sus posaderas encima.

En realidad, mi genialidad preferida es aquélla en la que el presidente citaba un “mar de justicia universal”, que lo mismo le vale para un roto que para un descosido. ¿Qué hay atascos? La culpa, de los ciudadanos. ¿Qué caen grandes nevadas y todo se colapsa? La culpa, de los conductores. ¿Qué se origina un incendio de proporciones descomunales en Guadalajara y fallecen 11 miembros de un retén? "Se metieron en una zona de riesgo, viene una racha de viento y en segundos...plaff". La culpa del incendio: “La agresión que el hombre ha venido haciendo a la naturaleza”. Vamos, que si nos descuidamos, la culpa es de los fallecidos. ¿Qué un helicóptero español cae en Afganistán? Pues otra ráfaga de viento racheado… ¿Qué comienzan los asaltos a la frontera hispano-marroquí? Pues la culpa es del hambre universal… Si se fijan, es que el gobierno jamás tiene culpa de nada. Y es que la izquierda es inocente siempre.

¿Y qué me dicen de Zapatero metido a profeta? “No es cierto que la verdad nos hace libres, es la libertad la que nos hace más verdaderos". Sin comentarios.

De momento a los españoles lo que seguro que no nos hace más libres es la tontería elevada a la “máxima capacidad intelectual” de quien la pronuncia. De eso, sí que estoy completamente convencida.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris