Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El Consueta  

Culpable por trabajar

Félix Población
Redacción
lunes, 24 de octubre de 2005, 23:35 h (CET)
Dicen de Zapatero, quienes le conocen a fondo, que es inmutable a las críticas catastrofistas y que su sentido político las soslaya con un virtuosismo y frialdad propios de un curtido lidiador. Van a ser los meses que vienen los adecuados para confirmar esa fama, pues a más de balcanizar España, según el desquiciado plañir de don José María, nuestro actual presidente del gobierno se propone entregar a Marruecos las plazas de Ceuta y Melilla, como si único objetivo fuera a este paso presidir la nada.

Tiene uno la sensación desde que el mundo es menos seguro, gracias sobre todo a los afanes imperialistas de George Doble V, de que a la clase política española afecta a la oposición se le han desbaratado los sesos y su única capacidad de análisis estuviera regida más por un instintivo resentimiento tras la pérdida del poder -y la urgencia en recuperarlo a toda costa- que por el raciocinio

Sostienen ahora los que comulgan con esa facciones que algún resultado le ha dado al Partido Popular esa estrategia, pues las encuestan ya han enjugado la diferencia que lo separaba del Partido Socialista, gracias sobre todo al fantasma de quiebra que con el Estatut amenaza a la unidad de la patria.

Pero ese clima de opinión obedece más a previsiones aventuradas e intereses desetabilizadores que a hechos consagrados. El Estatut no lo es a estas alturas, aunque la oposición esté políticamente interesada en dar a tal proyecto de ley carácter definitorio, por lo que habrá que esperar a su reajuste en el Parlamento de España.

Sí lo es, sin embargo, que una mujer de 51 años, con dos hijos a su cargo, no tenga derecho al subsidio de desempleo (375 euros mensuales) desde el momento en que el mayor de sus vástagos ha encontrado trabajo y cobra por su empleo como licenciado 1.200 euros al mes. En consecuencia -se pregunta la afectada con lógica absoluta-, o echo a mi hijo de casa para que no forme parte de la unidad familiar o tiene que sentirse culpable porque su trabajo le quita a su madre un derecho.

Cuentan los próximos que José Luis Rodríguez Zapatero no es insensible a este tipo de problemas que afectan a la realidad social cotidiana. Haría bien en permanecer fiel a esa sensibilidad. Sobre todo porque por ella está ahí y porque por ella puede permanecer donde se encuentra.

____________________

Visita el Blog de Félix Población en Diariodelaire.blogspot.com

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris