Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un día menos   -   Sección:   Opinión

Segundo capítulo, ocurrido en Nules

Juan Antonio Hurtado
Redacción
lunes, 24 de octubre de 2005, 23:36 h (CET)
La forma más primitiva del aprendizaje humano es la principal característica por la cual los niños imitan los comportamientos y pautas de los mayores, y es de una forma empírica por la cual aprenden los conocimientos básicos. Si tan solo hace unos días Abdelai era aporreado en Madrid, ahora es una niña marroquí de quince años la que es “supuestamente” golpeada por cinco compañeros del Instituto de Enseñanza Secundaria Gilabert Centelles de la localidad de Nules, cuando ésta se encaminaba a subir al autobús escolar.

La Subdelegación del Gobierno en Castellón indicó ayer la noticia que se produjo el pasado jueves en el instituto castellonense, cuando la agredida se disponía a tomar el autobús hacia la localidad de Moncofa.

Podríamos comentar el enfoque de la noticia proporcionada por la Subdelegación del Gobierno de Castellón al indicar que “supuestamente” fue agredida por sus compañeros. Yo me pregunto si aún no saben realmente lo que paso o bien intentan no entenderlo, si no fueron sus compañeros ¿Fue quizás el conductor del autobús? ¿Fue un transeúnte estresado? ¿Fue una jauría de perros callejeros? Me parece insultante e incorrecta expresar con esa palabra los hechos ocurridos.

Sigamos con las declaraciones mantenidas por el Gobierno, por las que matizaron que es "la Justicia la que tiene que actuar una vez que hay una denuncia en firme". No obstante, remarcaron que desde el centro "ya se ha activado el protocolo existente para estos casos y se van a adoptar las medidas disciplinarias oportunas para evitar que se repitan hechos similares".
Me pregunto ¿Cómo conseguirán que esos actos no se repitan? ¿Pueden realmente calmarnos frente a esta injusticia social, con semejantes declaraciones que intentan darnos falsas promesas? Por lo contrario, estoy totalmente de acuerdo cuando exponen que es la Justicia la que debe actuar, pero eso quizás no calmara a la pobre niña golpeada ni a su familia, y los daños sufridos serán quizás irreversibles. Esa niña marroquí ha sido fruto de la consecuencia de que unos niños mal educados por sus padres y por el entorno social donde viven, les han caracterizado por quizás un odio infundado por los mayores al expresar delante de niños cosas que nunca deberían oír. La educación influye directamente en las generaciones venideras, y creedme, las que quedan por venir son cada vez mas dolorosas y malévolas.

Sigamos con el último apunte de la Conserjería de Educación, la cual indica que se va a poner a disposición de la familia de la alumna todos los medios de ayuda psicológica necesarios.

Esperemos que así sea, pero lo ocurrido no debe ser pagado por los niños. Si los agresores son menores de edad, éstos están al cuidado y responsabilidad de sus padres, y como tales, deberían acarrear con toda la responsabilidad de lo ocurrido. Quizás esta medida puede crear controversia, pero de lo que si estaría mas seguro es de que implantaría mas justicia, pues de esta forma los padres se encargarían de proporcionar a una mejor y mayor educación a sus hijos, cosa que agradecerán sin duda. Si quieres que cuando te jubiles, tus hijos se preocupen y te proporcionen el bienestar social necesario para seguir viviendo, edúcalos para que lo hagan mejor que tú, y si no lo haces, deberás entender que no fuiste un buen padre.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris