Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La mirada objetiva   -   Sección:   Opinión

El acoso a los arbitros es excesivo

Javier Brazales
Redacción
sábado, 22 de octubre de 2005, 00:49 h (CET)
Hoy voy a hablar de la persona con la labor más ingrata de todas las que integran el universo balonpedico. Es ese señor que hasta hace unos años vestia de negro funebre, menos mal que les han aportado un poco de colorido a su vestuario. Este colectivo siempre se ha visto envuelto en la polemica con sus actuaciones ya que como todos sabemos, es imposible dar gusto a todos…

Ha sido durante esta temporada cuando la polemica ha llegado a su cuspide, es cierto que ha habido errores graves de apreciación que han decidido partidos, pero no más que otros años. Lo peor de todo es que las familias de los colegiados están sufriendo es sus carnes la persecución y el odio de las aficiones. Los grandes culpables de esta situación son los dirigentes de los equipos ya que son ellos los que deberían dar una nota de cordura y mandar a la sociedad un mensaje de tranquilidad y mesura. El fútbol es una parte muy importante para la sociedad en su conjunto y lo que pase dentro de él se refleja en el conjunto de los ciudadanos.

Es cierto que muchas de estas polemicas se solucionarian incluyendo dentro del juego mejoras tecnologicas. Yo soy partidario de utilizarlas dentro de un orden, a saber que no resten fluidez al juego. Medidas como la inclusión de un chip para saber si el balón ha entrado o no en la porteria seria muy beneficioso ya que sin afectar al juego haria que no volverian a ocurrir goles fantasma. Dicho todo esto y conociendo como se las gastan por estos pagos, todo seguira como hasta ahora.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris