Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Curri Valenzuela
Curri Valenzuela
Columna de opinión
Encarnación Valenzuela Conthe nació en Madrid y es licenciada en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información. Fue corresponsal de la Agencia EFE en Nueva York y Washington de 1967 a 1973 y en Londres de 1973 a 1976. Jefa de Nacional de Cambio 16 en los años de la Transición y redactora jefe de Nacional de la Agencia EFE de 1982 a 1986. Fue redactora política de la revista Tiempo de 1986 a 1992, y posteriormente miembro del Consejo de Administración de RTVE. Desde 1996, es colaboradora independiente de diversos medios de comunicación: la revista Tiempo, las tertulias de RNE y 'Día a Día' de María Teresa Campos en Telecinco. En la actualidad dirige y presenta la tertulia diaria de actualidad política 'Alto y Claro' de Telemadrid. Escribe periódicamente en el diario El Mundo.
Curri Valenzuela
Últimos textos publicados
Tiritas españolas
MADRID, 22 (OTR/PRESS) Causa admiración que un invento español, la tirita, haya alcanzado sesenta años de vida. En un país de garrotazos dónde cada cierto tiempo nos hemos perseguido muy en serio la tirita podría parecer poca cosa; quiere decir que en los últimos sesenta años nos hemos peleado pero sin armas. La tirita en un frente de batalla sirve de poco, en cambio en la vida civil nos ha salvado de heridas por pedradas, de tropezones con pantalón corto y de algún porrazo en bicicleta. Un invento serio. Que levante la mano quién siendo niño no llevó una tirita en una ceja, eso era presumir pero bien.

En cierta ocasión le escuché contar a la actriz, bióloga, empresaria, chica estupenda Ana Obregón que le había propuesto un negocio a Spielberg cuando estuvo en Los Ángeles, California. Ana se había fijado que a los jugadores negros de la NBA les colocaban una tirita pálida, ¡y eso no podía ser!, había que inventar tiritas negras para Michael Jordan. La ocurrencia me pareció mundial pero quizá habría creado un gran negocio porque poco después las sacaron con dibujos para los niños. A Spielberg no le conmovió el negocio y tampoco ella como actriz que se tuvo que conformar con apariciones estelares en el Equipo A, una serie de culto.

Un país que es capaz de inventar la fregona, el caramelo con palito y la tirita se merece un lugar destacado en las cumbres mundiales, y si no es así será por la tradicional envidia que nos deja siempre fuera del medallero de Eurovisión, festival de lo friki al que aportamos auténticos tesoros de la vergüenza ajena sin obtener recompensa. Valga este ataque de celos para demostrar lo de siempre: pintamos poco en el concierto internacional por mucho que a Montoro se le llene la boca de decir que somos la envidia de Eurasia y quién sabe si también del estado de Michigan.

Lo deseable es que hayamos alcanzado categoría de lugar civilizado dejando atrás los grabados negros de Goya donde nos matábamos a garrotazos metidos en fango. La tirita podría simbolizar una reconciliación tolerable a pesar de las discrepancias, ya le puede mandar Rajoy una caja a Artur Mas para hacerle ver que no habrá duelo al sol en la Plaza de Cataluña; sería un detalle.

Consuela saber que por duro que haya sido el golpe tendremos en casa una tirita salvadora como las que se pone Diego Costa después de llevarse media portería con una pierna. Un remedio mágico que ayuda a la recuperación superficial de la piel magullada. Algo que llevamos usando sesenta años después de exclamar: ¡para habernos matao!

miércoles, 23 de abril de 2014.
 
Tiempo de torrijas
MADRID, 15 (OTR/PRESS) La duda hamletiana aquí la tenemos planteada en términos gastronómicos, ¡y a mucha honra!: comer o no comer. Un duro debate del que no hay quién escape en tiempos de Semana Santa cuando el horizonte se llena de platos de convento y ese monumento casero al paladar que son las torrijas. Una bandeja de torrijas es una propuesta a saltarse la dieta a la comba porque se prueban de una en una para terminar cayendo en la gula para restar solemnidad a unos días tan marcado por la tradición religiosa.

Con las torrijas sucede que cada uno defiende con ardor las de su madre, y alaba las que hacía su abuela con ese toque especial que se llevó a la tumba. Se supone que algo contaría la entrañable ancianita porque de otra forma la torrija habría desaparecido como lo hicieron los grandes saurios. Puede que también deleguemos de manera encubierta en nuestras madres lo que nos cuesta trabajo de hacer, no es igual llegar de visita y encontrarte "la torrijada" que quedar de listo y decir apártate que me pongo con ellas. Ni todos los programas de cocineros que existen, y hay atasco de ellos, han conseguido superar a este dulce que se elabora partiendo de pan duro. Un milagro de la cocina de pobre que ha llegado hasta nuestros días y que es digno de aplauso porque borra a la famosa pastelería francesa que en el cruasán alcanza tan noble techo.

Para aumentar el arrepentimiento que llegará con la báscula, hacendosas monjitas de clausura trabajan en la elaboración de dulces y yemas. La excusa de una fiesta religiosa que debería llevar al recogimiento se convierte en una segunda Navidad para el buen gusto. Eso sí, lean atentamente las instrucciones de la caja que sale del convento en la que figuran los ingredientes, la fecha de caducidad pero nada dice de las consecuencias de su ingesta compulsiva. Las reclamaciones por exceso de peso, los arrepentimientos de báscula porque abrocha mal el pantalón se quedan a beneficio de inventario, no hay juez que admita una demanda civil. Y eso que también el juez podría contar lo suyo.

Que cada uno haga uso moderado de las calorías que las fiestas le ofrecen y que sea consciente de que no es necesario liquidar la fuente dejando una pista de azúcar que sobró en el festín. Por suerte la DGT no controla el nivel de glotonería en sangre porque en ese caso las carreteras iban a circular muy despejadas. Conste que no lo hacemos por mala fe es todo tradición centenaria en la que damos cuenta del rito hasta casi explotar, (casi), en realidad se descubre que tenemos otro estómago oculto. Menos mal.

miércoles, 16 de abril de 2014.
 
Amor y hogar
MADRID, 8 (OTR/PRESS) Una cosa es el amor y otra repartir las tareas domésticas, dice el CIS que somos muy poco solidarios en el hogar. Hay mucho insumiso de la tabla de la plancha a la que consideran moderna representación de los potros de tortura que usaban los esbirros de Torquemada en los sótanos de los tribunales del Santo Oficio. Detrás de la plancha aparece el cubo y la fregona seguidos por el trapo del polvo y el limpia cristales, todos ellos objetos que producen las más extrañas alergias y picores cutáneos.

Las parejas también discuten por el dinero, el euro nos separa antes que un ataque de cuernos. Por culpa del euro menguante las relaciones se deterioran a velocidad de vértigo y sólo la crisis que impide encontrar otro piso mantiene unida la ficción de una pareja, se acuña el nuevo término de "compañeros de piso" a dos que se juntaron por amor y ahora conviven porque en algún sitio hay que tener un colchón.

A estas alturas queda claro que las ausencias en el reparto de las tareas repercute casi siempre en ellas que han de suplir el pasotismo de sofá de maridos que podrían vivir rodeados de latas vacías de cerveza como Homer Simpson. Esos hombres creen que las camisas se planchan solas y que los alumnos de Master Chef vienen a casa para preparar la comida, entran de una manera discreta mientras ellos ven algún partido de la Champion. Con semejante desgaste diario no extraña que las relaciones de pareja pasen a un segundo puesto en nuestros quebraderos de cabeza, parece que discutimos más por pasar el polvo que por el "otro polvo". Así de triste: para ver pasión tendrán que esperar a los pasos y penitentes de la semana que viene. Hasta las míticas discusiones por los suegros y los amigos parece que nos interesan menos.

El CIS ha metido el dedo en la llaga con esta autopsia en caliente a cómo somos cuando nadie nos ve, y la foto nos favorece muy poco. Las parejas son asimétricas como aquel equilibrio político que se inventó Zapatero, unos tienen que compensar la dejadez de otros hasta que la olla no aguanta más presión y lo que llevaba tiempo en ebullición salta salpicándolo todo. Luego dirán que nos hierve la sangre latina cuando en realidad nos vemos desbordados por la última gota, nadie sabe la bronca que se puede montar por una bañera peluda o por no meter la ropa en la lavadora cuya entrada algunos identifican con las fauces de un león hambriento que devora cristianos.

El amor empieza por una chispa inesperada pero el pebetero hay que alimentarlo juntos o se enfría la sopa.

miércoles, 9 de abril de 2014.
 
 
Humor talibán
miércoles, 2 de abril de 2014.
 
Misterios aéreos
miércoles, 26 de marzo de 2014.
 
Bruselas tenemos un problema
miércoles, 19 de febrero de 2014.
 
Cuerno quemado
miércoles, 29 de enero de 2014.
 
La consejera sobresaliente
miércoles, 22 de enero de 2014.
 
Ambulancias y prótesis
miércoles, 15 de enero de 2014.
 
El niño de Aguirre
miércoles, 11 de diciembre de 2013.
 
Recuerdos de Solbes
miércoles, 4 de diciembre de 2013.
 
Cocodrilos vegetarianos
miércoles, 27 de noviembre de 2013.
 
Bultos sospechosos
miércoles, 20 de noviembre de 2013.
 
Comando Langostino
miércoles, 6 de noviembre de 2013.
 
Directores Generales
miércoles, 23 de octubre de 2013.
 
Un regalo.
miércoles, 16 de octubre de 2013.
 
Grandes males.
miércoles, 9 de octubre de 2013.
 
Cine y caramelos.
miércoles, 2 de octubre de 2013.
 
La gallina voladora.
miércoles, 25 de septiembre de 2013.
 
Vestida para gobernar
miércoles, 28 de agosto de 2013.
 
Predicar con el ejemplo
miércoles, 14 de agosto de 2013.
 
Salvemos el CSIC.
miércoles, 10 de julio de 2013.
 
Alumnos sobresalientes.
miércoles, 26 de junio de 2013.
 
Guerra reparte sillones
miércoles, 29 de mayo de 2013.
 
Viajeros al tren
miércoles, 22 de mayo de 2013.
 
Muñoz literato
miércoles, 15 de mayo de 2013.
 
Puente y pago.
miércoles, 8 de mayo de 2013.
 
Archivo
01/05/2013 Billetes de 500.
10/04/2013 El guindo de don Luis.
04/04/2013 Moda Merkel.
27/03/2013 Sin tregua.
01/09/2011 Charo Zarzalejos.
01/11/2009 Curri Valenzuela presenta el jueves en Valladolid su último libro, "Los culpables de la crisis"
23/02/2008 Hambre de debates
21/02/2008 Impuesto para inmigrantes.
16/02/2008 No fiarse de las encuestas
14/02/2008 Con tensión
09/02/2008 Los del canon, con ZP
07/02/2008 Rajoy se pone las pilas
02/02/2008 Adiós, tomate
31/01/2008 Malaz Noticiaz
26/01/2008 Una voz menos, una censura más
24/01/2008 Mujeres cremallera
19/01/2008 Indecente
12/01/2008 Poco aporta Gallardón
10/01/2008 Alunizaje
05/01/2008 Una casa para María
03/01/2008 2008, el año de las incógnitas
29/12/2007 Errores
27/12/2007 Queremos un Sarkozy
22/12/2007 El árbol de los sueños
20/12/2007 El conejo, la propina y el canon
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris