Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

ZEN
ZEN
Gobiernos del Mínimo Común Múltiplo

Hermanos: Ya se nota la precampaña electoral. Los partidos políticos ya empiezan a establecer sus estrategias de cara a los próximos meses. Y, como es lógico, todos pretenden una mayoría absoluta o, al menos, la máxima representación posible que les permita gobernar con cierta solvencia.


Sin embargo, vista la experiencia de los últimos dos años, parece que de eso va a haber poco y será necesario el pacto entre diferentes. Y aquí es donde entran en juego las matemáticas: si uno no gana, todos pierden. No es suficiente ser el primero en votos si ello no te permite gobernar. Estamos ante aquellos que algunos llaman “gobierno de perdedores”, como si ellos hubiesen ganado algo.


Yo más bien los llamaría “gobiernos MCM”. Es decir, Gobiernos del Mínimo Común Múltiplo, que yo los definiría como aquellos que se forma despejando situaciones fraccionadas, de forma que hallemos los mínimos comunes entre dos o más fuerzas políticas con el objetivo de que sus posibilidades se multiplicaran.


Es cierto que las matemáticas se suelen dar mal al común de los mortales, pero aplicando esta sencilla fórmula, después de comprobar a lo que nos lleva el negarse a pactar y acordar, a ceder y negociar, igual las vamos entendiendo.


El Mínimo Común Múltiplo es el mínimo acuerdo entre similares de aquello en que sí están de acuerdo de forma que, dejando aparcado momentáneamente lo que les diferencia, pueden disfrutar de un efecto multiplicador. Ya no cabe otra fórmula que la de los “gobiernos MCM”. Será bueno que los partidos lo tengan en cuenta para cuando aprueben sus programas electorales. Amén.

Artículos del autor

​Hermanos: dicen que uno solo desaparece de este mundo cuando el ultimo que lo recordaba desaparece también y, en consecuencia, ya nadie se puede acordar de él.
En cuatro meses, con el de agosto por en medio, ha pasado de todo. Cambios de presidentes de país, de comunidades autónomas, de partido.
​Hermanos: Esto va demasiado deprisa para mi gusto. En apenas quince días hemos tenido tres gobiernos diferentes, dos presidentes del gobierno, dos entrenadores de selección española de futbol (claro) y a saber dónde estaremos cuando estén ustedes leyendo esta columna.
​Hermanos: No somos nada. O lo somos todo. ¡Hay que ver, en la última semana, los vuelcos que da la vida! Viene a ser aquello de la canción de Rubén Blades que decía “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay Dios. Si naciste p’a martillo del cielo te caen los clavos”. Pero exactamente al revés.
Un mundo mágico donde los niños no alcanzan la edad adulta, y si uno viaja allí le es difícil volver a su antigua vida y recordar su pasado. Un país en el que los jueces son juzgados (antes que los presuntos malhechores) y expulsados de la carrera judicial.
​Hermanos: John K. Galbraith era un economista americano de estos que suelen tener frases graciosas y acertadas. Una de ellas decía: "En el capitalismo, el hombre explota al hombre. En el comunismo, es exactamente lo contrario."
​En una época muy chula. En un momento en que la chulería es lo que manda y lo que nos atrae, con carácter general.
​Hermanos: Esta semana he recordado a una de las victimas valencianas de E.T.A.: el profesor de Derecho Mercantil de la Universidad de Valencia, D. Manuel Broseta.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris