Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

ZEN
ZEN
En la época del “tuit”, todo es breve y rápido

Hermanos: Esto va demasiado deprisa para mi gusto. En apenas quince días hemos tenido tres gobiernos diferentes, dos presidentes del gobierno, dos entrenadores de selección española de futbol (claro) y a saber dónde estaremos cuando estén ustedes leyendo esta columna.


Ahora, en la época del “tuit”, todo es breve y rápido. Si no, deja de ser moderno. Los gobiernos dejan de tener los cien días de cortesía y pasan a tener cien segundos. A partir de ahí los neo-investigadores pasan a buscar los tweets que un mal día uno escribió hace diez años (y ya ni se acuerda). O alguien de la Agencia Tributaria o de la Administración de Justicia filtra que tuviste un encontronazo con Hacienda (no “somos todos” porque eso era un eslogan ¿lo recuerdan?).

Por eso, y ante la velocidad que nuestras vidas están cogiendo, les recomiendo que procedan a darse de baja en Twitter. O por lo menos no lo lean, será más sano para ustedes. Yo hace meses que no miro mi cuenta de twitter y, la verdad, no lo echo nada en falta.


En cuanto al tema de la Agencia Tributaria, no hay solución. Como no puedes darte de baja, ni puedes dejar de seguirla (al menos todos los años por estas fechas y los que somos autónomos cada tres meses), no nos queda más remedio que estar bajo el riesgo de que, en el momento de que puedas tener la menor veleidad política o llegues a ser elegido para un cargo, algún irresponsable de Hacienda o de algún Juzgado puede filtrar que hace diez años en la venta de tu piso “intentaste engañar a Hacienda”.


Temblad hermanos, porque de esto no se salva ni la madre Teresa de Calcuta. Amén.

Artículos del autor

​Hermanos: No somos nada. O lo somos todo. ¡Hay que ver, en la última semana, los vuelcos que da la vida! Viene a ser aquello de la canción de Rubén Blades que decía “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay Dios. Si naciste p’a martillo del cielo te caen los clavos”. Pero exactamente al revés.
Un mundo mágico donde los niños no alcanzan la edad adulta, y si uno viaja allí le es difícil volver a su antigua vida y recordar su pasado. Un país en el que los jueces son juzgados (antes que los presuntos malhechores) y expulsados de la carrera judicial.
​Hermanos: John K. Galbraith era un economista americano de estos que suelen tener frases graciosas y acertadas. Una de ellas decía: "En el capitalismo, el hombre explota al hombre. En el comunismo, es exactamente lo contrario."
​En una época muy chula. En un momento en que la chulería es lo que manda y lo que nos atrae, con carácter general.
​Hermanos: Esta semana he recordado a una de las victimas valencianas de E.T.A.: el profesor de Derecho Mercantil de la Universidad de Valencia, D. Manuel Broseta.
​Hermanos: vaya por delante que. para mí, no fueron abusos y que fue una violación en toda regla. Al menos eso me dicen mis vísceras y la información que he ido recibiendo de los medios de comunicación hábilmente dirigida.
Posiblemente mis vísceras sean de lo más tonto que tengo en mi cuerpo, después de los dedos meñiques de los pies y los pelos de las orejas. Pero aun así hay que ver la guerra que dan.
Son tiempos estos en los que, desde los partidos políticos y las administraciones, se reclama la participación pública en todo tipo de eventos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris