Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Salvador Nieto
Salvador Nieto
El Sevilla golea a un blando Rayo, que se jugará la permanencia en la última jornada
Ficha técnica
Sevilla FC:Palop; Coke, Cala, Fazio, Fernando Navarro; Deivid (Guarente, m. 82), Trochowski; Navas, Rakitic (Kanouté, m.64), Manu (Reyes, m.55); y Babá..

Rayo Vallecano: Cobeño; Tito, Labaka, Arribas, Pulido; Movilla (Míchel, m.55), Trashorras; Diego Costa, Michu, Piti (Tamudo, m.68); y Delibasic (Lass, m.64).



Goles: 1-0, m. 30: Babá; 1-1, m.37: Diego Costa (p); 2-1, m.42: Cala; 3-1, m.47: Babá; 4-1, m.64: Reyes; 4-2, m.76: Diego Costa; 5-2, m.80: Kanouté..

Árbitro: Turienzo Álvarez (C. Castellano-leonés) amonestó a Cala y Guarente, por el Sevilla; y a Pulido, Delibasic y Cobeño, por el Rayo. .

Incidencias: 35.000 espectadores en el estadio Sánchez Pizjuán. Terreno de juego en buenas condiciones.

Datos destacables
Lo mejor: Gol de Kanouté
El malí consiguió despedirse marcando un gol ante su familia

Lo peor: problemas para el Rayo
Con este resultado el Rayo se ha metido en serios problemas de cara a la última jornada

El dato:Adiós a Europar
Con este resultado, unidos a otros, el Sevilla se despide totalmente de sus opciones europeas para la próxima temporada.
El Sevilla despide la liga en casa con un cómodo triunfo ante un Rayo más contemplativo de lo esperado, y que sirvió de despedida a una leyenda viva en el conjunto sevillista, Freddy Kanouté. El franco malí dijo adiós a su familia a lo grande, marcando un gol y dejando sensaciones emotivas al final del encuentro, en el que su entregada parroquia se despidió entre vítores y loores al que se sabe héroe atemporal. Sin embargo, no era el ambiente previo el mejor caldo de cultivo para un homenaje. La derrota en el derbi ha dolido muchísimo en todos los sectores del sevillismo, por significar la despedida de toda opción europea para este año, y por la carga simbólica que conllevaba hincar la rodilla ante los verdiblancos. La sensación de fin de ciclo se ha enquistado en el sentir sevillista, y la gente estaba más pendiente de elevar su protesta y de proponer entrenadores para el año que viene que de lo que aconteciera en los dos partidos restantes. Sin embargo, la efectividad y la suerte que han sido esquivas durante todo el año para el conjunto de Nervión sí quisieron aparecer esta tarde por el coliseo de Eduardo Dato. Un muy enchufado Babá ponía por delante al Sevilla tras gran jugada de Navas, a lo que respondió el Rayo con un gol de penalti de Diego Costa que significaba el empate a uno. Sin embargo, lo que sonaba a la misma y aburrida película que se lleva viendo una y otra vez en Nervión este año cambió de guión, merced a un gol de Cala de cabeza a la salida de un córner, que servía para irse por delante en el marcador al descanso. En la segunda mitad, Navas se destapó como el mágico asistente que es, y con varias jugadas suyas llegaron los goles de Babá y Reyes. Volvió a acortar diferencias el Rayo por medio de Michu a la salida de un córner, pero el momento mágico de la noche estaba reservado para alguien que lo mereciera. Otro jugadón de Navas, salvando al portero Cobeño, finaliza con pase a placer para que en dos tiempos, tras un rechace, Kanouté marcara el gol que servía como broche dorado a siete años que entrarán en los anales del fútbol sevillano. No queda ya esperanza alguna para solucionar la temporada en sevillista, así que es el momento de sentar las bases para un proyecto que enderece de nuevo al club y lo ponga al nivel en el que ha estado los últimos años. De momento, habrá que buscar el imposible de encontrar a alguien que ocupe en el memorario sevillista el lugar de don Frederick Omar Kanouté.

Artículos del autor

Beñat marcó de falta el segundo tanto en el último suspiro ante un Sevilla que debe olvidarse de Europa.
Hay temporadas en las que uno no está para nada. El Sevilla sepulta de manera casi definitiva sus opciones europeas para la temporada próxima.
El Sevilla solventó con toda comodidad el partido ante el Zaragoza, que ha visto truncada de golpe su buena progresión en pos de la zanahoria de la salvación, que vuelve a ver un poco más lejos.
El Barcelona alimenta al menos una semana más la ilusión por sentirse perseguidor del Madrid a costa de un mortecino Sevilla.

El Villarreal deja a Marcelino en una situación muy delicada y deja al Sevilla muy cerca del descenso.
El Sevilla confirma que el estado de alarma que empieza a extendérsele como una voraz metástasis está más que fundado.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris