Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Nacho Moreno
Nacho Moreno
El servidor web es el software responsable de trabajar con todo el contenido que un portal web muestra al usuario



Vivimos en la era de la información. Toda la actualidad, todos nuestros mensajes, toda la comunicación se mueve ahora a través de la red de redes y de un enorme abanico de dispositivos que tenemos a mano prácticamente a lo largo de cada hora del día. Hablamos muchos de smartphones, tablets y ordenadores, pero pocas veces se mira en la parte de atrás, entre los bastidores de internet.


Y es que detrás de cada página web hay algo muy importante. Un conjunto, un entramado de software que se conoce como servidor web. Probablemente hayas oído hablar alguna vez de ellos y no sepas exactamente qué son. Pero no te preocupes, vamos a definirlos perfectamente para que sepas perfectamente qué es un server web, cómo funciona y qué es lo que hace exactamente.

Servidores web, la clave de internet
Antes de entrar en materia, debemos marcar ciertas diferencias. Aunque estén muy ligados, los servidores webs no son lo mismo que un hosting. Compañías como Webempresa ofrecen ambas cosas de la mano para todo aquel que quiera montar una página web propia, para su negocio o con cualquier cometido; pero, para nada son lo mismo.

No vamos a ahondar en esa diferencia ahora, porque nos vamos a centrar en los servidores o servers web. Sin embargo, sí que te podemos hacer recomendaciones. Si quieres saber qué es un hosting, visita este enlace que te acabamos de dejar y consulta la información que ofrece. Una vez le hayas echado un vistazo y tengas claro a qué se refiere, vamos a ver exactamente qué es un servidor web y por qué es tan importante.

¿Qué es un servidor web?
A diferencia de lo que se suele pensar, el servidor web no es el equipo informático en el que se alojan una web, sus direcciones de correo, sus ficheros y todo ese largo etcétera que tiene que ver con un portal online. En realidad, el web server o servidor web es el software responsable de trabajar con todo el contenido que un portal web muestra al usuario. Es el que se encarga de hacer que todo esto se muestre y el visitante lo vea.

Podemos encontrar muchos tipos de servidores web diferentes, como Nginx, IIS o el célebre Apache. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, de hecho los hay que son radicalmente diferentes a la hora de trabajar y despachar toda la información a los usuarios. Se deben escoger en base a las necesidades del portal online y, por supuesto, el grado de conocimiento del equipo que va a encargarse de la web.

Cómo funcionan los servidores web
Ya sabemos qué son y qué hacen, ahora vamos con otro aspecto interesante y dedicado a aquellos que son verdaderamente curiosos. ¿Cómo funciona un servidor web? Lo primero que hay que saber para entenderlo es que recurre a un protocolo HTTP/HTTPS, este último más seguro y ya un estándar, que a su vez recurre a los protocolos de red TCP/IP.

Gracias a esto, el servidor web tiene la capacidad de mostrar contenidos de la web a diferentes navegadores de forma simultánea. No obstante, sus características determinan la velocidad con la que puede procesar cada solicitud del usuario. Y es que este software hace las veces de intermediario entre el usuario que visita el portal online en cuestión y el server, trabajando cada petición y recogiendo los archivos de este último para mostrarlos según se haya indicado en el código de la web para que lo vea todo el usuario.

Viaja de un lado a otro, aceptando las peticiones del cliente para hacer solicitudes al hardware del servidor. Eso hace que ya presente ciertas limitaciones en base precisamente al hardware del server, que influirá en su rapidez y capacidad para tratar más o menos solicitudes al mismo tiempo.

El aliado que necesitas para montar tu web
Viendo lo visto, es evidente que no se puede montar ningún tipo de página web sin un hosting, y tampoco sin un servidor web. Esta capa de software es esencial para que tu página funcione, para que cada línea de código introducida se convierta en un resultado, en algo que ofrecer al usuario que entre a visitar ese portal que has desarrollado y/o diseñado.

Sin servidores web, las páginas web simplemente no podrían existir. Son una de las piezas esenciales para que las webs funcionen a día de hoy. Las otras, por supuesto, son el equipo en el que se instalan estos servidores, el que les suministra los recursos necesarios para poder tratar y abordar cada solicitud que realizan los visitantes cuando entran en la web en cuestión, y los clientes web.

Son el centro del enorme puzzle que da vida a internet, el que hace que a día de hoy tengamos tantas opciones a nuestra disposición y podamos disfrutar de experiencias tan distintas en cada web.

Artículos del autor

En estos tiempos en los que la intimidad personal se quiere disociar de la actuación en la vida política, tropezar en esa piedra, la del mujeriego, resulta una paradoja, no por la piedra que allá cada cual, sino por el tropiezo; paradójico no por mujeriego sino por lo que de presunto pueda tener eso de progre y de feminista.Se trata de algo muy pasado de moda, algo antiguo, casi tan antiguo y tan pasado de moda como el comunismo.Si se analizan los antecedentes de alguno de los protagonistas, la paradoja se ensancha y se agranda hasta crear una imagen que causa risa por su deformidad.Que un progre de título, un feminista de boquilla y un defensor de la igualdad -por aquello de la domesticidad- que se confiesa protector de canéforas desvalidas de 29 años, además de manager de meteóricas carreras políticas, se convierta en un progre de salón, en un feminista de guardarropía y en un igualitarista a la violeta, sería divertido sino fuera porque se está jugando con el gobierno de una nación y precisamente un gobierno que se dice progre, que se confiesa feminista y que alardea de igualitarismo.Todo se convierte en una enorme mentira y puede crearse la sospecha de que esa tremenda falacia colectiva, tenga carácter expansivo y se extienda a otras facetas de la gobernabilidad.

En los últimos años, muchas empresas han confiado muchas de sus gestiones a empresas externas especializadas en ciertos ámbitos.

La actividad de la economía de China ha continuado recuperándose durante el mes de junio, cuando el sector manufacturero y el sector servicios aceleraron su expansión, según reflejan los respectivos índices PMI, según los datos de la Oficina Nacional de Estadística de China.


Desde que se anunció el Estado de Alarma el pasado mes de marzo, vivimos días de incertidumbre social, económica y política. La pandemia del coronavirus ha ido avanzando con pasos agigantados hasta convertirse en el "monstruo" que es a día de hoy a escala mundial. Mucha gente está estudiando e informándose sobre cómo invertir su dinero para poder conseguir rédito y poder afrontar el un futuro que se avecina algo incierto con tranquilidad.

En los últimos años, ciertos países han apostado por legalizar el cannabis (conocido de forma común como marihuana) como modo de educar a la población sobre aspectos positivos y negativos, y sobretodo, sirve como una herramienta más para recaudar impuestos y que todas las transacciones queden fuera de los ojos de la hacienda fiscal del país correspondiente.

Investigadores del CiQUS de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), basado en una colaboración entre los equipos dirigidos por José Luis Mascareñas y Pablo del Pino, han desarrollado un nuevo concepto científico basado en el desarrollo de tejidos catalíticos.
Más de ocho de cada diez españoles no saben definir con exactitud en qué consiste la diabetes. Este desconocimiento sobre la enfermedad es menor entre las personas con diabetes, pero aun así tres de cada diez de ellas no son capaces de precisar en qué consiste la patología, según la encuesta 'Impacto de la diabetes en la calidad de vida: Percepciones y actitudes entre la población y los pacientes', que ha impulsado AstraZeneca y ha desarrollado Ipsos mediante entrevistas a 1.105 personas, 700 de ellas pertenecientes al grupo de población general, 294 a pacientes con diabetes del tipo 2 y 111 a pacientes con diabetes del tipo 1.

Desde el pasado mes de febrero, la crisis del coronavirus ha paralizado nuestras vidas. La normalidad tan deseada está empezando ahora a establecerse, gracias al proceso de fases creado por el gobierno de Pedro Sánchez, un modo de ir estableciendo la normalidad en nuestras vidas de una forma progresiva, de modo que el número de contagios no se llegue a disparar.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris