Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Mario López
Opiniones de un paisano
Mario López
Pablo Iglesias apeló al regeneracionismo sin ego
La Historia es la madre del presente, la causante de nuestras tradiciones, nuestros hábitos, nuestras costumbres, nuestras relaciones de poder, nuestros peores vicios y nuestras mejores virtudes. Quien no conoce a su madre, difícilmente se puede conocer a sí mismo; al menos, en lo que le viene de serie.

Hace ya un siglo que en el Parlamento español no se hablaba de Historia. Hay que remontarse a la época de los regeneracionistas (Joaquín Costa, Giner de los Ríos, Santiago Alba, Pérez Galdós, etc.) para conocer a parlamentarios españoles que afrontaran la ardua tarea de desentrañar los enigmas de España. Y, en aquellos años, se estudiaba la Historia en sede parlamentaria, se preguntaban el porqué de tantas frustraciones: ¿Por qué no se le escuchó al general Prim cuando reclamaba un respeto del Estado central a Catalunya? ¿Por qué se pervirtió el plan de desamortización de Mendizabal que inicialmente se diseñó para favorecer a los campesinos y acabó siendo el origen de los actuales latifundios? ¿Por qué a Cea Bermúdez se le impidió acabar con el absolutismo Borbón y. recuperar el liberalismo que surgió en 1812? ¿Por qué no se pudo consolidar la I República que abogaba por la abolición de la esclabitud en las colonias americanas y aquello supuso, en última instancia, la muerte del general Prim y la huída de Amadeo de Saboya? ¿Por qué el Antiguo Régimen (encarnado en los conservadores de Cánovas del Castillo y el partido liberal de Sagasta), consiguió doblegar sistemáticamente a los liberales que pretendían hacer de España un país libre, hermanado constitucionalmente con sus colonias americanas y con las repúblicas americana y francesa surgidas a finales del siglo XVIII?

Hoy, durante la sesión de moción de censura, Pablo Iglesias intentó retomar el discurso regeneracionista del siglo pasado, sin ningún éxito. Fue lo más interesante de la sesión, pero, no solo no encontró a alguien dispuesto a debatir sobre el asunto, sino que no ha habido ningún medio que se hiciera eco de ello. Se ha hablado machaconamente de las anécdotas más zafias que se produjeron en el debate, se ha querido interpretar entrelíneas lo que el debate podría aportar en términos electorales, pero nadie ha entrado en el fondo de la cuestión: la explicación de porqué este país va como el culo. A nadie le interesa nuestra historia, aún sabiendo que solo en ella se puede explicar el presente.

Artículos del autor

Entiendo que la política concreta, los asuntos concretos que desde la política se abordan, se abordan desde y para la entelequia de la “objetividad”.
A lo largo de mi vida me han preguntado muchas veces qué me gustaría hacer si me dijeran que me quedaba poco tiempo de vida (digamos, cinco o seis partidos del siglo).
El gobierno de Mariano Rajoy y el partido que lo sustenta, el PP, se han tomado casi como un asunto personal el encarcelamiento de Leopoldo López, haciendo suyas las palabras de la oposición venezolana que acusa a la justicia de su país de haber condenado a López por su discurso, que no por sus actos.
En noviembre de 2018 se renovará la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, que puede que sirva para crear un contrapoder a Donald Trump.
Decía el economista Juan Torres que la economía no es una ciencia exacta porque los agentes que intervienen en ella son personas que hacen lo que les da la gana.
Pues estudiando la historia de los Estados Unidos, como el que juega a la rayuela (y que me perdone Julio Cortázar), he hallado la explicación al éxito de Donald Trump.
Un mal día te levantaste con los oídos taponados. Desde hacía tiempo se fue acumulando el cerumen en tus pabellones auditivos sin que tú le prestaras la menor atención e, inexorablemente, aquella execración (alentada por tu propia indiferencia) acabó dejándote medio sordo.
La zapatiesta del PSOE, que amenaza cronificarse, tiene en Zapatero a un buen aliado.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris