Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

María Melchor
María Melchor
¿Realmente explotamos todo lo que el marketing puede aportar a nuestra empresa o dejamos que el marketing de otras compañías nos explote a nosotros?
Las estrategias online en las empresas están más de moda que nunca y, dentro de ellas, las redes sociales siguen sumando millones de usuarios, superando así en este 2012 los debates sobre la supuesta burbuja del “social media”. Las cifras no dejan lugar a dudas: el 75% de los internautas en España usan redes sociales, siendo éste el 5º país del mundo en su consumo, por encima de países como Francia y Alemania.

Diversos estudios publicados sobre redes sociales muestran cómo la utilización de las mismas aportan un incremento sustancial en los beneficios de, como las llaman, “grandes compañías”. Sin embargo, escasos estudios indican que las redes sociales aporten un incremento en los ingresos de la pequeña y mediana empresa.

Las redes sociales son herramientas ideales para el posicionamiento de marca, para la difusión de la imagen de la compañía, para establecer un contacto directo con el consumidor y para fidelizar al cliente, entre otros. Pero, ¿realmente son el medio adecuado para incrementar los beneficios de la PYME, tal y como están haciendo creer?

Siempre que se genere una correcta estrategia comunicativa y de marca, las redes sociales pueden aportar muchas ventajas a la PYME. Pero, salvo contados casos, las redes sociales proporcionan un beneficio que repercute directamente en el incremento notable de los ingresos.

El embaucamiento por parte de las grandes compañías está haciendo que la PYME no defina con claridad sus estrategias, tome decisiones inadecuadas y fracase en la puesta en marcha de determinadas acciones.

Cada empresa debe tener su propia estrategia online personalizada y adecuada a sus necesidades. La promoción de un hotel debe ser diferente a la de un coche. El lanzamiento de un parque temático debe ser distinto al de una marca de calzado. Así como la estrategia online, incluyendo las redes sociales, de una empresa internacional de refrescos debe ser disímil a la de una compañía de electrodomésticos de Madrid.

Así, si una empresa sabe que le resulta más beneficioso dedicar sus recursos a realizar una acción de “street marketing” que a realizar una campaña en las redes sociales, debe escoger la opción que más le reporte, indistintamente de las estrategias o acciones que sigan otras compañías.

El marketing se debe adecuar al tamaño de la empresa, al sector, al producto y servicio que comercializa, al público al que se dirige… Y todo ello, sin dejar que el marketing de otras compañías perturbe los objetivos de nuestra PYME.

Artículos del autor

Es en los años 80 cuando surge, en el Reino Unido, la figura conocida como el Facility Manager. En la década de los 90 empezó a implantarse en España, aunque para muchos, todavía es desconocida.
Vivimos rodeados de él, está presente en nuestra vida cotidiana, incluso más de lo que nos pensamos. Se trata de la habilidad para intercambiar bienes y servicios en el mercado.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris