Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
María Melchor
María Melchor, nacida en Barcelona en 1987, es una apasionada del mundo empresarial y de una ciencia muy concreta que gira entorno a él: el Marketing.

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, Administración y Dirección de empresas y cursando actualmente un máster en Comercio y Marketing Online, decide enfocar su carrera profesional hacia la disciplina marketiniana.

Tras años de experiencia en el sector y al observar cierto desconocimiento ante dicha disciplina, funda a principios de 2012 Amitzy, una empresa formada por jóvenes que irrumpe en el mercado con un revolucionario enfoque para la pyme.


Twitter: @amitzy_MCE
Blog/Web: http://www.amitzy.com/
Email: mmelchor@amitzy.com
María Melchor
Últimos textos publicados
Redes sociales y Pymes
¿Realmente explotamos todo lo que el marketing puede aportar a nuestra empresa o dejamos que el marketing de otras compañías nos explote a nosotros?
Las estrategias online en las empresas están más de moda que nunca y, dentro de ellas, las redes sociales siguen sumando millones de usuarios, superando así en este 2012 los debates sobre la supuesta burbuja del “social media”. Las cifras no dejan lugar a dudas: el 75% de los internautas en España usan redes sociales, siendo éste el 5º país del mundo en su consumo, por encima de países como Francia y Alemania.

Diversos estudios publicados sobre redes sociales muestran cómo la utilización de las mismas aportan un incremento sustancial en los beneficios de, como las llaman, “grandes compañías”. Sin embargo, escasos estudios indican que las redes sociales aporten un incremento en los ingresos de la pequeña y mediana empresa.

Las redes sociales son herramientas ideales para el posicionamiento de marca, para la difusión de la imagen de la compañía, para establecer un contacto directo con el consumidor y para fidelizar al cliente, entre otros. Pero, ¿realmente son el medio adecuado para incrementar los beneficios de la PYME, tal y como están haciendo creer?

Siempre que se genere una correcta estrategia comunicativa y de marca, las redes sociales pueden aportar muchas ventajas a la PYME. Pero, salvo contados casos, las redes sociales proporcionan un beneficio que repercute directamente en el incremento notable de los ingresos.

El embaucamiento por parte de las grandes compañías está haciendo que la PYME no defina con claridad sus estrategias, tome decisiones inadecuadas y fracase en la puesta en marcha de determinadas acciones.

Cada empresa debe tener su propia estrategia online personalizada y adecuada a sus necesidades. La promoción de un hotel debe ser diferente a la de un coche. El lanzamiento de un parque temático debe ser distinto al de una marca de calzado. Así como la estrategia online, incluyendo las redes sociales, de una empresa internacional de refrescos debe ser disímil a la de una compañía de electrodomésticos de Madrid.

Así, si una empresa sabe que le resulta más beneficioso dedicar sus recursos a realizar una acción de “street marketing” que a realizar una campaña en las redes sociales, debe escoger la opción que más le reporte, indistintamente de las estrategias o acciones que sigan otras compañías.

El marketing se debe adecuar al tamaño de la empresa, al sector, al producto y servicio que comercializa, al público al que se dirige… Y todo ello, sin dejar que el marketing de otras compañías perturbe los objetivos de nuestra PYME.
viernes, 3 de agosto de 2012.
 
Los "Facility Managers del Marketing"
Externalizar el servicio de marketing para mejorar el rendimiento empresarial
Es en los años 80 cuando surge, en el Reino Unido, la figura conocida como el Facility Manager. En la década de los 90 empezó a implantarse en España, aunque para muchos, todavía es desconocida.

Dicha disciplina, de aplicación en el ámbito inmobiliario, se encarga de gestionar de forma eficiente el coste de funcionamiento de los inmuebles de oficinas. El Facility Manager es una persona, externa a la empresa promotora, que se ocupa de la coordinación integral de todos los activos de una compañía y de los servicios ligados con el soporte del negocio.

Esta nueva figura surge como reclamo a la reducción de costes y al aumento de la rentabilidad de oficinas y centros comerciales. Así pues, si se extrapola esta figura al ámbito marketiniano, nacen los “Facility Managers del Marketing”.

Se trata de aquellas empresas que ofrecen, sin pertenecer al personal interno de una compañía, la gestión integral del departamento, creando soluciones imaginativas para captar nuevos consumidores, o fidelizando a los existentes. Se trata de aquellas organizaciones que trabajan desde los parámetros y las herramientas del cliente, construyendo cambios o mejoras a partir de los materiales de los que dispone una empresa. Aquellas, que a través de dicha ciencia, consiguen mejorar el rendimiento empresarial.

Generalmente, el recurso al outsourcing se ceñía a procesos periféricos de logística, almacenamiento o apoyo administrativo. Actualmente, un gran porcentaje de empresas confían en expertos externos para realizar dos o más procesos que antes se atendían internamente.

El aumento de competitividad a través de la reducción de costes, la necesidad de convertir costes fijos en variables, o la flexibilidad a la hora de hacer frente a las fluctuaciones en la demanda, son algunos de los motivos por los que las compañías deciden externalizar la función marketiniana.

Al encontrar la figura de estos “Facility Managers del Marketing”, y al externalizar el departamento, la empresa dispone de un grupo de profesionales en la materia que se encargan de manera global de cada uno de los aspectos de esta compleja disciplina. Por un fee, no mayor al sueldo de un Director de Marketing, una organización puede tener un experto en marketing social media, o un creativo publicitario, para la creación de Claims o el packaging de su producto. Un experto en comunicación para sus notas de prensa, o un RRPP para tratar con el cliente. O bien, un Community Manager, para la gestión de las Redes Sociales. Así pues, con la aparición de este nuevo modelo de trabajo, las pymes pueden contar con un departamento íntegro de marketing, suponiendo una inversión menor que la creación de uno propio.  

Este nuevo concepto permite crear ambientes favorables en las empresas para producir más con menos volumen de trabajo. La disminución de costes de este outsourcing junto con la capacidad de aumentar el volumen de negocio, entre otros, son características que han hecho que aumente considerablemente el número de empresas españolas que externalizan dicho departamento.  
miércoles, 27 de junio de 2012.
 
Algo más que redes sociales
El 62% de las empresas españolas cree prioritario invertir en redes sociales ¿es eso marketing?
Vivimos rodeados de él, está presente en nuestra vida cotidiana, incluso más de lo que nos pensamos. Se trata de la habilidad para intercambiar bienes y servicios en el mercado. Si indagamos un poco y nos paramos a meditar, observamos cómo en los distintos sectores se produce un flujo continuo de compra-venta de productos y servicios.

Como consumidores, diariamente nos exponemos a multitud de impactos relacionados con productos, servicios y marcas. Si nos preguntamos ¿qué es el marketing?, la mayoría de nosotros responderíamos con un “se trata de ventas o de publicidad”.  Bien es cierto que dichas funciones forman parte de la disciplina marketiniana, pero el marketing va mucho más allá.

Profundicemos un poco. En la actualidad, toda empresa que quiera poner en marcha una actividad, empieza realizando un análisis del entorno (mercado, competidores, proveedores y público objetivo), después diseña las estrategias relativas al producto, precio y promoción, y, por último, organiza y controla la actividad comercial. Resulta familiar esta secuencia, ¿verdad?  Todo ello es marketing.

Dicha disciplina abarca la investigación de los mercados, los productos o servicios, los canales que se utilizan para hacer que éstos lleguen a los clientes y los precios a los que se ofrecen. También son destacadas las actividades de comunicación, como los programas de patrocinio, para dar notoriedad a la marca.

Ciencia que basa sus fundamentos en establecer relaciones permanentes con los consumidores

Así pues, el marketing es una ciencia que basa sus fundamentos en establecer relaciones permanentes con los consumidores. De este modo, busca el beneficio común entre las partes implicadas: los clientes satisfacen sus necesidades y las organizaciones consiguen alcanzar sus objetivos.

Enlazando el presente escrito con el punto de partida, y tras lo expuesto, las redes sociales forman parte de una estrategia de marketing empresarial, pero no lo son todo.

Tras esta breve reflexión, pensemos, ¿realmente explotamos todo lo que el marketing puede aportar a nuestra empresa o dejamos que el marketing de otras empresas nos explote a nosotros?
viernes, 8 de junio de 2012.
 
 
Archivo
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris