Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Manuel Villegas
Manuel Villegas
¿No tienes piedad ni te duele la muerte de tanto inocente?

El gurú de los comunistas españoles ha abierto la boca para hablar sobre los etarras manifestando que estos no tienen que pedir perdón.


Julio los etarras han llevado el dolor y la desolación a más de mil familias en España, pues no olvidemos que a los más de setecientos y pico casos conocidos hay todavía cerca de cuatrocientos sin esclarecer. Ninguno de ellos ha tenido la más mínima culpa para que un esbirro de la Serpiente y el Hacha haya merecido que lo asesinen a traición mediante un tiro en la nuca o la explosión de una bomba.


Julio parece que olvidas que no sólo han sido vilmente asesinados guardias civiles, policías nacionales y políticos de todos los partidos.


¡Ah, por cierto! No recuerdo a ningún comunista que ETA lo haya asesinado. ¿Había connivencia entre ambos?


También han caído bajo la maldita segur niños pequeños, mujeres y personas que la única pena que tuvieron fue la de estar en un lugar que los esbirros de Eta habían elegido para derramar sangre inocente.


¿No se te estremece alguna fibra de tu conciencia cuando recuerdas el “Caso Hipercor”?


En él murieron 21 persona y hubo 47 heridos entre ellos mujeres y niños.


Este es sólo un ejemplo de los muchos asesinatos en masa en el que murieron inocentes niños y personas sin culpa.

¿De verdad no sientes ni una pizca de remordimiento cuando dices que los etarras no tienen que pedir perdón?

Tu, por desgracia sabes lo que es que se te muera un hijo, ponte en el lugar de tantos padres y madres, lo mismo que hermanos, a los que vilmente con vesania rabiosa le han arrebatado un familiar.


Tu hijo murió haciendo lo que a él le gustaba y sabiendo que cualquier día podría perder la vida, cosa que hizo con honor.


Los asesinados de ETA no barruntaban siquiera que iban a morir. Se encontraron con la muerte más cruel por la espalda y sin esperarlo. ¿Y sigues pensando que no tiene que pedir perdón los más sádicos asesinos que posiblemente haya habido en España?


Julio, otra vez con la cantilena de que “También se debería pedir perdón a las víctimas de la Guerra Civil”.


Si mal no recuerdo te licenciaste en Historia Contemporánea, así que deberás de saber bien que la República se implantó en contra de toda la voluntad popular española, pues las Izquierdas ganaron en algunas de las grandes ciudades, pero la mayoría de la población votó a las Derechas.


El periodo del 34 al 36 no hay que demostrar que fue un desastre y así les fue. Colmaron el vaso de la paciencia de los que veían que estaban destruyendo a España.


Perdieron la guerra ¡Claro! Si eran unos ineptos.


Al principio tenían en su bando a la mayoría de los militares, la Armada y la Aviación, pero como aquello era un pandemónium, en el que no se ponían de acuerdo ni para disparar una bala, pues así les fue.


Ayuda recibieron de Rusia, que bien caro nos costó a los españoles, y ni por esas tuvieron arrojo suficiente para vencer a un enemigo que era sensiblemente inferior, pero bien organizado y disciplinado.


También Franco recibió ayuda de Alemania, pero habría que desempolvar legajos, para ver cual de ellas le costó más a los españoles.


Dices que deben de pedir perdón los franquistas. Tu, mejor que nadie sí que deberías de hacerlo, pues tu padre fue un militar franquista y bien orgulloso que te sentías de ello cuando aparecías por la Escuela Normal de Magisterio de Córdoba, donde estudiábamos juntos, ufano de ser hijo de un militar.


Perdón los franquistas, pues empieza, como te digo, por ti mismo ya que los legados de los padres los han de cumplir sus hijos y estoy seguro de que tu padre no llegaría a pedir perdón por los desmanes que pudiesen cometer los del llamado Bando Nacional.


Y puestos pedir perdón que lo pidan tanbién los republicanos o los que hoy los representa, por ejemplo tu partido, pues los asesinatos y desmanes que cometieron se pueden encontrar en cualquier libro que hable de dicha guerra y sea imparcial


Si antes de la guerra incivil los republicanos asesinaban solamente por el hecho de que alguien fuese a Misa, rezase el Rosario o porque tenía unas cuantas cabras y el asesino quería arrebatárselas, ¿qué hubiera sido si hubiesen triunfado, cuántas barbaridades y masacres no hubiesen llegado a perpetrar?


Me ha producido risa la siguiente frase tuya La exigencia de pedir perdón es de aspecto sacramental.


¡Vamos a ver Julio que confundes los conceptos!. La Confesión sí es un acto sacramental y para la teología de la Iglesia católica los sacramentos son signos sensibles y eficaces de la gracia de Dios, mediante los cuales se otorga la vida divina. O sea, se le brinda al creyente ser hijo de Dios.


El perdón entre personas es otra cosa ¡Que no te enteras!


Cuando un individuo ofende a otro, puede reparar la ofensa pidiéndole perdón y la cosa se soluciona amigablemente y, si son honrados y sinceros, la situación puede volver a la normalidad y quedar como antes y no hay rencor de por medio.


Dime, tu que empleas tan alegremente los conocimientos, qué tiene que ver una reconciliación entre seres humanos con el sacramento de la confesión.


Según tu, los etarras no deben de pedir perdón, o lo que es lo mismo, las crueldades y salvajadas que han cometido bien hechas están y no tienen por qué arrepentirse de ellas.


Siento lastima por ti, Julio, pues si piensas así es que estás conforme con ellas y no ves nada reprobable ni de lo que tengan que arrepentirse esos criminales desalmados.


Si las apruebas eres tan culpable como ellos.

Artículos del autor

El juicio de los EREs se ha pospuesto incontables veces, pero valiéndonos de un dicho castizo, y perdón por la expresión, a cada puerco le llega su San Martín.
Ya soy una persona mayor, pero fui un niño de la posguerra fratricida. Lo que quiere decir que soy de los que padecimos penurias sin cuento: hanbre, escasez de salubridad, falta de una medicina apropiada que, por causa de la cual, cualquier infección podía llevarnos al sepulcro.
La inefable Irene Montero, en una rueda de prensa celebrada el martes pasado, se inventó el inenarrable vocablo, "palabro", diría yo mejor, de portavoza.
No puede ser llamada de otra manera el escrito que la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, nos ha enviado a todos los jubilados este pasado dos de enero.
Con el ingenio y la picardía de niños comentábamos que menudo coche le pedíamos a Dios, que por ser tan valioso seguro que no nos lo concedería.
Esta es la máxima pena que se puede imponer a un reo condenado a la privación de libertad que se contempla en el Código Penal de España,
El Diccionario de la Real Academia Española define manada como: “Conjunto de ciertos animales de una misma especie que andan reunidos”.

El nivel medio mundial está en el punto 43, lo que nos indica que la podredumbre de las instituciones públicas se extiende a todos los países, pues para que la media sea 43 en algunos de ellos se tiene que superar con creces esa puntuación, con el consiguiente perjuicio para sus ciudadanos por ir en detrimento de mejoras en sanidad, enseñanza, infraestructuras, bienestar y mejor calidad de vida de sus habitantes.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris