Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Manuel Ibañez Ferriol
Manuel Ibañez Ferriol
​Por tanto, la nueva plaza, pasa a tener un aspecto distinto, poco útil y lleno de maceteros de hormigón armado, que afean el entorno que la envuelve

Valencia, tiene una nueva plaza, justo en el centro de la Ciudad. Por razones que voy a ir exponiendo, creo que deberíamos denominarla la Plaza de los Maceteros (en otras lenguas: Macetation Square, Le Maçette Place, Piazza di Macetate), por todos los que han sido colocados en ella. Pero claro, vamos a saber primero que es una maceta, para

luego continuar con el tema.Una maceta, matera, macetero o tiesto es un recipiente contenedor, normalmente en forma de cono truncado con un agujero en el fondo para el drenaje, utilizado para cultivar plantas tanto de exterior como de interior. Tradicionalmente se fabrica en greda o barro cocido, pero también existen de diferentes materiales, como fibra de vidrio, plástico, madera o piedra. Los materiales biodegradables, como el papel de estraza, el cartón, o incluso el esfagno seco, se utilizan en viveros e invernaderos para las plántulas destinadas al trasplante, ya que se pueden introducir en la nueva maceta o, directamente en el suelo, junto con la planta y al cabo del tiempo se deshacen.

Las macetas se fabrican en distintos materiales; los más comunes son el plástico, la greda y el barro cocido. Estos dos últimos funcionan bien en exteriores por tener propiedades similares de transpiración de la tierra contenida y apariencia natural. En las terrazas y jardines, los maceteros y macetas pueden actuar como referencia visual y combinados con el mobiliario de jardín. A menudo, sirven además como separadores de ambientes, guías en senderos, límites de espacios periféricos, etc.

Por tanto, la nueva plaza, pasa a tener un aspecto distinto, poco útil y lleno de maceteros de hormigón armado, que afean el entorno que la envuelve. Además, es un material duro, poco adecuado para la construcción de un paisaje urbanizado, sin haber tenido en cuenta que hubiera sido más bonito, al raspar el firme o asfalto, haber colocado hierba y plantas mediterráneas, como si de un bosque se tratara. Con ello, daríamos imágen más ecológica, además de tener aire natural, en una plaza que por lo general suele soportar altas temperaturas en verano.

Sigamos conociendo el fascinante mundo de los maceteros. A lo largo de los siglos, el uso de macetas ha influido en la historia de la horticultura, la cual "floreció" en cuanto la gente adquirió la habilidad de trasladar las plantas de uno a otro medio ambiente. Los egipcios fueron de los primeros pueblos que las utilizaron de esta forma. Los romanos fueron los primeros que trasladaban las plantas al interior en tiempo frío. Durante el siglo XVIII se transportaron en macetas semilleros del árbol de pan desde Tahíti a las Indias Orientales y los geranios hicieron el viaje desde África a Norteamérica. Las orquídeas y las violetas africanas también recorrieron grandes distancias en este tipo de contenedores.

Las macetas de interior se utilizan para contener plantas naturales o artificiales. En las viviendas, son muy decorativas las macetas de porcelan a decorada o madera aunque son habituales las fabricadas en metal (acero pulido, latón, etc.).

El diseño de maceteros se ha diversificado enormemente a partir del tradicional mueble redondo o de formas redondeadas. Es habitual encontrarlos con base cuadrada, alargados, asimétricos, etc. Para situar a la intemperie en un jardín o balcón se pueden utilizar las de barro cocido las de fibra de vidrio o las de fibrocemento que se pueden encontrar en una gama muy amplia de colores y de formas.

Para los que amamos las plantas y las flores, solemos usar macetas de barro, ya que al colocar el compost, las plantas sufren menos, transpiran y sobre todo crecen como deben. Los maceteros de barro cocido, son ideales para combinar aquellas especies que traídas de otros continentes, han hecho mella en nuestro clima, y las podemos incorporar a nuestro terrario. El geranio, es una de ellas, ya que es muy agradecido a la vez que vistoso y fácil de cuidar.

¿Han pensado en poner especies mediterráneas? ¿Cómo va a ser el drenaje y cuidado de los maceteros? Por cierto, ¿les han puesto agujeritos para que al regar no se quede el agua estancada? ¿Que plantas vamos a poder ver? ¿Serán útiles para los restaurantes de la zona? ¿Podrán proveerse de romero, tomillo, hierbabuena, malvalisco, tila, camomila … cuando tengan una necesidad? ¿Han pensado en el impacto económico que supone cada macetero? Hemos de contar al ciudadano, con transparencia, lo que nos cuesta todo el entorno.

Si hace años, nos convirtieron la ciudad en un delirio faraónico piramidal (lo escribi en un artículo que publico otro diario), ahora hemos convertido con la varita mágica que tiene nuestro alcalde, en un nuevo concepto urbanístico: el maceterismo hormigonado de color indefinido. En la paleta de colores, justo los verdes, los hay bonitos, pero el que han puesto, no se sabe bien si es un verde auténtico o descafeinado.

Termino ya, diciendo que tenemos una nueva obra arquitéctonica, que puede llegar a convertirse, en el nuevo modelo de todo lo que tiene que ver con las nuevas corrientes que se dan en materia constructiva. A lo mejor, estamos marcando tendencias, como Gustavino, Gaudí, Le Corbussier o Calatrava, y no lo sabemos apreciar. Pero la verdad, es que produce dolor a la vista, y a nuestro interior, observar ésta nueva plaza, que ya podemos bautizar como la de los Maceteros.

Artículos del autor

Leer de nuevo La Divina Comedia de Dante, es volver nuestros pensamientos hacia los mundos reflexivos, en los que nos va transportando el autor, de forma sublime. Curiosamente, Dante, no mencionará a la parca, a pesar de que su obra sea todo un cántico a la vida que nos espera, cuando abandonemos nuestro cuerpo físico.

Hoy, dia 23 de Abril, festividad de San Jorge, Patrono de Europa, de la Corona de Aragón, de la localidad de Alcoy, también es el Día del Libro y de los Derechos de Autor. Tal dia como hoy, debemos tener en nuestro recuerdo a dos autores europeos universales: William Shakespeare y Miguel de Cervantes.

La guerra biológica, es una forma singular de combate, en la cual se emplean armas de diferentes tipos que contienen virus o bacterias capaces de infligir daño masivo sobre fuerzas militares y/o civiles El uso de armas biológicas está terminantemente prohibido por las Naciones Unidas; sin embargo, muchos países —potencias militares— cuentan con este tipo de arsenal en forma no sólo de bombas sino de otro tipo de agentes de esparcimiento menos convencionales.

Ya saben que soy de los que defienden la libertad de información, con veracidad, independencia y rigor. Pero ¿no creen que nos saturan informativamente durante todo el dia con el mismo tema?

Los catafalcos falleros se hacen para ser destruidos por la acción del fuego purificador, que nos libera de la crítica realizada en ellos, haciendo renacer la nueva vida. Y eso se produce, a las puertas de la nueva estación primaveral, ya que la fiesta fallera, se adelanta al juego estacional como prólogo a la misma, anunciando que pronto llegará la estación más hermosa, en la que los sentimientos exaltan la belleza de la mujer.

Hay quien vive de contar mentiras. Y algunos hasta se las creen. Corre un bulo nuevo, protagonizado por los ideólogos de no se que países inventados que la fiesta de las Fallas les pertenecen. ¿Hay quien se crea semejante mentira con visos de embuste de los fuertes?

Estamos ante un momento crucial en lo que respecta a la vida humana. Nuestros gobernantes, no desean permitir que quien ponga fin a la existencia del ser humano sea Dios, sino el crimen premeditado y auxiliado por sustancias químicas que aceleren el proceso cuando la persona decida terminar con su paso por el mundo terrenal.

Anda la parcela social revuelta porque hay quien le gusta usar los números para definir los puestos a ocupar, a lo mejor con un sentido diferente del que conocemos hasta el momento. El uso de los números o numerología, es un conjunto de creencias o tradiciones que pretende establecer una relación mística entre los números, los seres vivos y las fuerzas físicas o espirituales.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris