Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Manuel Ibañez Ferriol
Manuel Ibañez Ferriol
Hay que saber competir
He tenido siempre, una gran admiración por aquellas personas que se dedicaban al mundo del transporte, y en especial el del sector del taxi, dónde cuento -contaba a partir de ahora- con muchas amistades. Pero, éstos días, amigos taxistas, me habéis decepcionado. No comprendo las actitudes violentas, que habéis ejercido sobre personas, que al igual que vosotros, se dedican al servicio público del transporte tanto de viajeros como de objetos.

Nunca he podido justificar las actitudes violentas, y creo que, en honor a la verdad, os estáis pasando. Las imágenes que nos han servido las cámaras de los -a veces- indiscretos teléfonos móviles, reflejan una falta de principios, que habéis tenido para con otros, que realizan su trabajo, igual que vosotros. Destrozar un vehículo, con el pasajero dentro y con el conductor correspondiente, creo que solo tiene un calificativo: salvajismo. Habéis actuado como auténticos vándalos, porque ni el conductor tiene culpa, ni mucho menos el pasajero, que además iba con un menor. Me dais asco. Se me cae la cara de vergüenza, ante una acción tan desmesurada, impropia de un colectivo, que siempre había tenido por amable, respetuoso, servicial y sobre todo alejado de discordias y violencias. Pero los resultados, me dicen, que ya no sois esos hombres y mujeres, en los que se puede confiar, en los que puedo depositar la tranquilidad de mi viaje, en el que pueda mantener una conversación o encargar recoger a alguno de mis invitados o familiares.

Hay que saber competir. Hay que ser respetuosos con todo tipo de empresas de transporte, que pagan sus impuestos, licencias, pasan las correspondientes revisiones, e incluso se miran con mas celo -por parte de la administración-, los distintos análisis a los que son sometidos. Están sometidos, al igual que el resto, a los vaivenes de los precios de los carburantes, peajes, seguros y toda una serie de condicionantes, que algunos de vosotros no cumplís.

No se que mano negra puede haber detrás, pero me huele que os están manejando, como las marionetas. Hay algún poder oscuro, que está detrás de todo ésto, porque precisamente salta la “huelga salvaje”, en un momento dónde el turismo necesita más si cabe vuestros servicios. Estáis rompiendo vuestro propio sustento, porque son miles de turistas, los que han quedado abandonados en aeropuertos, estaciones de ferrocarril y de autobuses, y los servicios ciudadanos, imprescindibles sobre todo para determinados estadios de la población, que no pueden salir de sus casas, hospitales y residencias. Vuestra falta de tacto, ha hecho que los cruceros, no lleguen hasta nuestros puertos. Que las zonas de afluencia turística, se encuentren en un estado de abandono, por que no dais el servicio, ya que estáis en huelga. Además, con vuestra provocación, hacéis que muchos nos planteemos coger un taxi de los vuestros, o comenzar a usar otros servicios de transporte.

Creo que los ciudadanos, a los que habéis afrentado, molestado y dejado tirados deben responderos con la misma moneda. Después de lo visto y comprobado, vais a ser los primeros en pagarlo. Animo a todos mis lectores, muchos de ellos usuarios de vuestros servicios, a que no vuelvan a contar con vosotros, a que os dejen tirados, igual que lo hacéis vosotros y sobre todo que contraten servicios de transporte, con otras compañías que no sean en las que vosotros hasta ahora, habéis prestado el servicio.

No se como va a terminar ésta situación, salvaje, estúpida, sin sentido y sobre todo sin un razonamiento básico. Lo que si he podido comprobar, es que la sociedad a la que estabais prestando un servicio, está quemada y le ha sentado muy mal vuestra actitud “violenta, indolente y sin sentido”. Ya os vale.

Artículos del autor

Siempre he sido un firme defensor del gran papel que pueden hacer los medios de comunicación a favor de la construcción de la sociedad, siendo los grandes protagonistas de todo lo que acontece alrededor del mundo.
Siempre he sido un democráta convencido, ya que pertenezco a un tiempo, en el que conocí todo el proceso de formación de la nueva democracia parlamentaria. Resulta paradójico ver como las formaciones políticas de cualquier signo, son incapaces de llegar a un acuerdo de gobernabilidad, favorable al conjunto del pueblo español.
Los cementerios están concebidos para el descanso de los que han pasado de una vida a la otra, y no son ni lugares turísticos ni tampoco espacios para la recreación artística pública y manifiesta.
Mi capacidad de sorpresa, es tal, que todavía me queda un pequeño porcentaje, pero con éstos temas, ya ni me da la tentación de asombrarme, porque uno ya se lo espera todo. Y puede sonar fuerte lo que voy a escribir a continuación.
Y por extensión, de la sociedad europea y mundial. No hay ningún país de la Unión Europea, dónde no exista una forma determinada de gobierno, habiendo dejado pasar ya tres meses después del proceso electoral.
El carnaval es una celebración que tiene lugar inmediatamente antes del inicio de la cuaresma cristiana, que se inicia a su vez con el Miércoles de Ceniza, que tiene fecha variable (entre febrero y marzo según el año).
En el intento laicista de cambiarlo todo, ha surgido la historia de las Magas de Enero, dentro de la Fiesta de la Infancia, celebrada en la Valencia de la II República, cuando fue capital de España, durante el periodo de la Guerra Civil, de triste e infausto recuerdo.
La ciudad de Valencia se convierte desde hoy hasta el día 1 de enero, en la Ciudad Internacional de TAIZE. Miles de jóvenes, venidos de todo el mundo –se cifran en más de 15.000-, compartirán con los jóvenes valencianos y sus familias, unos días de comunión, cultura y espiritualidad.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris