Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Manuel Ibañez Ferriol
Manuel Ibañez Ferriol
Con estas medidas, estamos dando alimento a los caudillismos personales, del color político que sea

La Constitución Española de 1978, en su artículo 116 (artículo dónde distingue los estados de alarma, excepción y sitio), dice: Una ley orgánica regulará los estados de alarma, de excepción y de sitio, y las competencias y limitaciones correspondientes. El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros por un plazo máximo de quince días, dando cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo. El decreto determinará el ámbito territorial a que se extienden los efectos de la declaración.

Sepamos también lo que es el Toque de Queda: El toque de queda se refiere a la prohibición o restricción, establecida por instituciones gubernamentales, de circular libremente por las calles de una ciudad o permanecer en lugares públicos, permaneciendo los habitantes únicamente en sus hogares salvo excepciones de necesidad o urgencia. Puede abarcar horarios nocturnos, así como el resto del día, dependiendo de las circunstancias. Es, por tanto, una limitación o restricción legal de la libertad de circulación, considerada internacionalmente un derecho humano y por muchas legislaciones como un derecho constitucional. Comúnmente se aplica en situaciones de guerra o conmoción interna que afectan a un país o ciudad, y su cumplimiento suele ser supervisado por instituciones policiales y fuerzas armadas. El propósito de esta medida es garantizar la seguridad, atenuar disturbios o minimizar enfrentamientos.

Vistos ambos conceptos, que son los que estamos viviendo, cabría hacer varias preguntas: ¿Estamos en un proceso bélico o guerreamos contra alguien? ¿Para que nos hacen estar en estado de alarma, incluyendo el toque de queda? ¿No será un intento de control de la población sin causa justificada? ¿Estamos utilizando el virus Covid-19 para convertir nuestro país en una dictadura de corte social-comunista? ¿Por que los partidos de la llamada “oposición” se alían a favor del Gobierno?

Con estas medidas, estamos dando alimento a los caudillismos personales, del color político que sea. Cabe recordar, que situaciones análogas como la que padecemos, fueron el caldo de cultivo de los tan criticados fascismo, nazismo, bolcheviquismo, que auparon al poder a determinados personajes de infausto recuerdo para la humanidad. Hace tan solo unas horas, hemos comprobado como la ultra-derecha, quería poner en jaque al Gobierno de España. El resultado: ha hecho que las fuerzas democráticas salgan mas unidas, además de provocar un ascenso notorio del partido gubernamental y sus satélites. Tenemos problemas muy graves, difíciles de solucionar, siendo momentos en los que necesitamos la correcta “unidad” frente a la pandemia global que nos amenaza. Hemos de ser conscientes, de que somos los españoles, los que con nuestro sacrificio, seremos capaces de vencer al virus misterioso que nos mata poco a poco, en silencio, con efectividad. Adoptemos medidas sanitarias favorables, hagamos caso de los consejos médicos que nos dan, usemos mascarillas y lavemos nuestras manos regularmente, pasemos por la ducha, al llegar a casa, ya que con el agua templada o caliente, estaremos eliminando toxinas y virus, ventilemos nuestras casas y espacios compartidos con familiares sobre todo con los niños y mayores. Tengamos el máximo cuidado con la higiene personal como de los espacios que habitamos, además de limpiar bien nuestros alimentos: lavar frutas y verduras, carnes y pescados, antes de someterlos a la cocción. Usemos no solo el jabón, sino los desinfectantes habituales que nos harán estar más limpios y prevenidos frente a los virus que nos acechan.

Todas estas medidas, no las cuenta la Constitución expresamente, sino que quedan implícitas en nuestro quehacer diario. La Ley de Leyes, nos ampara, protege y promueve, pero somos nosotros los elementos que debemos darle forma, porque nuestras piezas son fundamentales para el buen funcionamiento de la sociedad en su conjunto. Debemos conocer mejor nuestro texto constitucional, ya que contiene todos nuestros derechos y obligaciones, y es en momentos como éste, cuando debemos sacar nuestro ejemplar de la biblioteca y con paciencia, saborear todos y cada uno de sus artículos: nos será de mucha utilidad.

Reflexionemos bien, sobre estos dos momentos que vivimos ya. Tengamos en cuenta, que nada ni nadie nos puede cortar las alas de la libertad bien entendida, que somos seres libres, y que debemos actuar conforme al principio de la libertad: la mía termina, dónde comienza la del contrario.

Artículos del autor

“¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: “Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo”, tú que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Lucas 6, 41-42)

No solo el COVID-19, nos destruye, afecta, mata y esta presente en todo el Planeta. Las acciones humanas son extremadamente peligrosas a la hora de mantener la deforestación continuada. Europa, ha dejado de lado la importancia de los valores forestales y agrícolas. Estamos destruyendo nuestros bosques a marchas forzadas. No debemos llevarnos las manos a la cabeza, porque la realidad es muy triste.

Aviso a navegantes el presente artículo no resulta agradable para nadie que se llame español, ya que vamos a ver si todavía quedan hombres y mujeres de verdad que aman a su Patria, o si por el contrario pertenecen al 99 por ciento de aborregados, miedosos y que cuando tienen un problema delante, actúan como las avestruces, escondiendo la cabeza bajo tierra.

Ahora dicen que comienza el concurso de ideas. La primera que les propongo: cambiarle el nombre. Por su forma, estructura y colorido actual, yo le pondría la Plaza del Caldo con Pimentón. Es un nombre sugerente, distinto, colorido y evocador. Para los nostálgicos del ligoteo caldoso, es un homenaje y recuerdo ideal. Para los nuevos progres, una denominación llena de “rojerío socarrón valenciano”.

En unos días, en España, se va a producir un evento de gran relevancia: por primera vez, los trabajadores autónomos van a salir a las calles y plazas de España, a reclamar lo que les corresponde por justicia y dignidad y que se les niega reiteradamente. Al parecer, los actuales gobernantes, no saben lo que tienen delante: el autónomo, es el auténtico creador de riqueza, no como ellos que solo saben vivir del sueldo subvencionado.

Nuestra tierra valenciana, ha sido siempre pionera, en casi todos los ámbitos, tanto del saber humano, como en sectores tan diversos como el económico, politico, social, urbanístico y cultural. Nuestra bonanza climática, nos hace ser destino de diferentes pueblos y culturas, que se van asentando a lo largo y ancho del territorio valenciano, creando diversas formas de población habitacional.

Valencia, tiene una nueva plaza, justo en el centro de la Ciudad. Por razones que voy a ir exponiendo, creo que deberíamos denominarla la Plaza de los Maceteros (en otras lenguas: Macetation Square, Le Maçette Place, Piazza di Macetate), por todos los que han sido colocados en ella. Pero claro, vamos a saber primero que es una maceta, para

Leer de nuevo La Divina Comedia de Dante, es volver nuestros pensamientos hacia los mundos reflexivos, en los que nos va transportando el autor, de forma sublime. Curiosamente, Dante, no mencionará a la parca, a pesar de que su obra sea todo un cántico a la vida que nos espera, cuando abandonemos nuestro cuerpo físico.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris