Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Manuel Ibañez Ferriol
Manuel Ibañez Ferriol
​La cábala se refiere a una serie de enseñanzas esotéricas que intentan explicar la relación entre un ser infinito que es inmutable, eterno y misterioso y el Universo perecedero y finito

Anda la parcela social revuelta porque hay quien le gusta usar los números para definir los puestos a ocupar, a lo mejor con un sentido diferente del que conocemos hasta el momento. El uso de los números o numerología, es un conjunto de creencias o tradiciones que pretende establecer una relación mística entre los números, los seres vivos y las fuerzas físicas o espirituales. Su estudio fue popular entre los primeros matemáticos, pero no se la considera ya disciplina matemática. La comunidad científica hace tiempo que relegó la numerología a la categoría de pseudociencia o superstición.

En numerología, se dice que los números son uno de los conceptos humanos más perfectos y elevados. Según los que la practican, la numerología es la disciplina que pretende investigar la «vibración secreta» de ese código y enseñan a utilizar los números en su beneficio, por medio del estudio de su influencia sobre personas, animales. Según los numerólogos, los números son mucho más que una forma de medir o cuantificar lo que existe a nuestro alrededor. Pitágoras creía que el universo debe ser visto como un todo armonioso, donde todo emite un sonido o vibración.

Según lo expuesto con anterioridad, la función numerológica trasciende y eleva al estadio espiritual, usando técnicas que podemos llegar a decir que son adivinatorias, con lo que las resoluciones que se tomen en un lugar de alto rango, serán consideradas como fruto de las pitonisas, esas mujeres -hay quien ha escogido siete, el número de Dios-, que con solo consultar sus oráculos particulares, dictaran decretos legales para que la sociedad las cumpla sin rechistar, porque han tenido inspiración del más allá -o más acá según se mire-. Puede resultar interesante para los que tienen programas de televisión de misterios y demas temas por resolver, someter a las 7 mujeres, a un proceso de investigación, a ver si realmente nos son útiles o vamos a tener como siempre “más de lo mismo”.

Quizás, el Gobierno actual, esté mas próximo a las cábalas, que cualquier otro. La cábala, es una disciplina y escuela de pensamiento esotérico, relacionada con los esenios y el judaísmo jasídico. Utiliza varios métodos para analizar sentidos recónditos de la Torá(texto sagrado de los judíos, al que los cristianos denominan Pentateuco, y que representa los primeros cinco libros de la Biblia).

La cábala se refiere a una serie de enseñanzas esotéricas que intentan explicar la relación entre un ser infinito que es inmutable, eterno y misterioso y el Universo perecedero y finito (creado por Dios). La cábala no podría considerarse como una denominación religiosa, si bien es la base de interpretaciones religiosas de carácter místico. La cábala busca definir la naturaleza del Universo y del hombre, la base y propósitos de su existencia y otras cuestiones relacionadas con la ontología. También presenta métodos para ayudar a entender estos conceptos y, por tanto, lograr un crecimiento espiritual.

Estamos por tanto protegidos, porque la nueva forma de gobernar, será siempre protegida por las fuerzas del más allá, en la que sin percibirlo, se han asentado, y como siete ninfas, se han dejando seducir por las varas del poder esotérico, con el que se han aliado, poniendolo en práctica, en sus logias ministriles, que son esos lugares infestos, dónde se ritualiza lo que la Gran Maestra les indica -porque ahora debemos darle ese rango definitorio, sino se nos pueden molestar-, siguiendo a la lideresa, mujer elegida por el poder masculinizado, que necesita los recobecos y escondrijos, para hacer creer a sus seguidores, esa feminidad, que tanto les gusta y con la que creen conquistar los poderes sociales.

Puede que desacertemos en nuestros análisis, al considerar a los poderes actuales como alejados del camino recto, ya que aplicando las cábalas numerológicas, se acercan más a los espiritual, a lo transcendente, a lo metafísico, a lo Divino, razón por la cual podemos estar algo confundidos, ya que sus intenciones son buenas. No se asusten mis lectores: los países que se han dejado gobernar por las cábalas de corte marxista, han terminado en la más pura ruina, ya que permiten que la corrupción acampe a sus anchas, y como la consabida “amnesia” es una práctica común -se les olvida pronto sus ataques y criticas contra otros poderes políticos-, será perfecto acometer el adormecimiento de las conciencias sociales y humanas, que ya estamos empezando a controlar.

Ante esto, hay que decir algo, claro y fuerte: basta. No podemos dejar que nos manipulen, aborregándonos hacia el pensamiento único, porque la base de la democracia es la pluralidad de ideas, algo que quizás las dictaduras bolivarianas han dejado en el cajón del olvido. Debemos despertar y permitir que suenen en nuestras conciencias esas canciones que solo saben hablar de libertad, que es la única forma en la que todos hombres y mujeres debemos vivir.

Artículos del autor

La considerada España de “Frascuelo y de María”, según don Antonio Machado, ha sabido contestar a pesar del hartazgo electoralista, al que ha sido sometido. España, ha ido haciéndose mayor en materia democrática y ha dado a la clase política una lección bien aprendida: no queremos mayorías absolutas que gobiernen con el rodillo del aplastamiento.

Somos muchos los que tenemos en la Huerta Valenciana, nuestro porqué, nuestra vida y existencia. Asistimos al deterioro y la destrucción de los parajes huertanos, incluyeno el derribo de las construcciones más tradicionales como las alquerías, masías y barracas.

Ha quedado totalmente claro, que los políticos españoles solo tienen una pretensión: asegurarse su vida, no la del pueblo, al que dicen representar. No nos llevemos a engaño: nuestros políticos actuales no les importa para nada la sociedad española. Si de verdad les importaramos, no hubieramos estado sin gobierno, algo mas de seis meses.

El verano, es sinónimo de dispersión, de cambio de vida, de nuevas rutas, de tener experiencias novedosas que nos enriquezcan el alma y el espíritu. Nuestro mundo interior, está lleno de “ajetreo”, ya que la sociedad de la prisa, nos lleva a vivir de forma totalmente irregular.

La Unión Europea, se ha pasado por el forro los intereses de los agricultores españoles, negociando determinados acuerdos con Mercosur, que pueden hundir en la miseria a los sectores productivos primarios. ¿Que hacen mientras tanto los políticos españoles? La respuesta es sencilla: NADA. Ellos van a subirse los sueldos, a hacer el paripé de los acuerdos con otras formaciones y a no formar ni tener ganas de crear un gobierno estable, firme y con ganas de defender de verdad los intereses de todos los españoles -incluidos catalanes, gallegos y vascos-.

Los platós de las distintas televisiones, se han convertido en lugares dónde por un puñado de dolares o euros, diferentes personajes de la vida pública, venden sus miserias, historias, verdades a medias, e incluso todo lo que sea factible de venderse, porque el morbo dicen que hace crecer las audiencias.

Cuando vamos de compras al supermercado, nos estamos encontrando con productos que vienen de otras partes del planeta, en detrimento de nuestros agricultores y ganaderos. No solo los precios son excesivos, porque a un agricultor le pagan por pieza de melón 0,50 €, mientras que nosotros lo pagamos a más de 8 €, en algunos casos a 12 y 13 €.

Todos los demócratas españoles, -en los que me incluyo-, estamos ya con la propia espectación, de cara a las elecciones generales y en el caso de Valencia, también a las autonómicas. Introduzco primero un concepto, que me gusta particularmente: “La Democracia, es una forma de organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la ciudadanía.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris