Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Guillem Salvador
Guillem Salvador
Cineasta valenciano
Guillermo Polo (Valencia, 1985) reside desde agosto de 2012 en Los Ángeles. Allí ha estado desarrollando proyectos desde entonces continuando así con su carrera de cineasta que ya empezó en España. Hace pocos meses estrenó el cortometraje “On the border”, un western que recientemente fue seleccionado en el IFS Festival de Cine Independiente de Beverly Hills (Los Ángeles, California) y en el Los Ángeles-Cinefest. Guillermo ha pertenecido a Turanga Films durante varios años donde ha dirigido varios cortometrajes y videoclips. También ha trabajado como director de fotografía de algunos de sus proyectos y en otros ajenos. En 2013 fue operador de cámara en el cortometraje nominado a los Óscar y ganador del Goya ese mismo año “Aquél no era yo” dirigido por Esteban Crespo. En EEUU fue operador de cámara y director de fotografía segundo de la película Appetites producida por el co-productor de “The Hostel” y “Grindhouse”.

140715entrevista0

Siendo de España, ¿qué te llevó a dirigir un cortometraje del género western en EEUU?
La idea de hacer un western ya rondaba por mi cabeza años atrás y me planteaba hacerlo incluso en España, de hecho fui a localizar a lugares como el sur de España o Las Bárdenas Reales. Por diversos motivos tuve que posponer aquél proyecto y finalmente aterricé en California donde sí pude llevarlo a cabo aunque esta vez con una historia distinta.

Desde pequeño me sentaba al lado de mi abuelo a ver algunos westerns y años después, en la Universidad volví a retomarlos pero viéndolos con otros ojos y descubriendo a sus directores e historias. Como género, los westerns no pertenecen necesariamente a la cultura americana, creo que se han convertido en un formato universal, más allá de que el contexto socio-histórico se de sus historias tenga sus raíces allí. Están llenos de poesía, de un lenguaje basado en las imágenes y en diálogos escuetos pero cargados de tensión dramática. En el siglo XIX inmigrantes de todo el mundo se aventuraban en buscar una vida mejor en el Oeste de EEUU, y en ese camino lidiaban contra una naturaleza salvaje, con otras tribus y contra ellos mismos. Fue una carrera hacia la civilización concentrada en poco tiempo y salpicada por mucha sangre.

Eso nos lleva al tema del cortometraje, ¿nos puedes resumir brevemente de qué trata?
La historia la inicia un vaquero que está huyendo de un texas ranger. Afortunado, logra salvarse y poco después se encuentra en medio del desierto con una chica exhausta que no habla inglés y sostiene un cuchillo con sus manos ensangrentadas. El vaquero logra descifrar que alguien la está persiguiendo pero él se ha quedado sin munición y tampoco sabe por qué la persiguen y si puede fiarse de ella. Al poco llega ese tercer personaje reclamando y empieza la tensión entre todos ellos.

El cortometraje se basa en la idea del co-guionista, Sean Forbes y yo participé en el desarrollo del guión. Como toda historia, los caminos para interpretarla son infinitos y en este caso sugerimos mucho de lo que le sucedía a los personajes en vez de presentarlo muy explícito. La idea del desierto como una naturaleza extrema y devastadora sobre unos personajes que pueden terminar convirtiéndose en salvajes nos gustaba.

140715entrevista1

Al ser un género tan visual habrás podido explotar bien la parte de la fotografía con la que siempre estás involucrado. ¿cuál ha sido el desafío visual?
Sí, ciertamente como dices la fotografía es clave en este género y en nuestro corto así lo fue también. Trabajé muy de cerca con el director de foto y operé la cámara en muchas ocasiones para tener mayor control visual. Los paisajes abiertos, la desolación del desierto, la luz pálida… la intención era mostrar de una forma minimalista ese aislamiento de los personajes. El desierto es un personaje más y visualmente eso se ve aprecia en el cortometraje.

On the border ha sido tu primer trabajo narrativo en EEUU ¿Cómo fue el proceso de rodaje?
El rodaje fue bastante sencillo, rodado íntegramente en el desierto de Joshua Tree. Localicé en cuatro o cinco desiertos distintos de California y cuando vi el de Joshua estaba convencido de que teníamos que rodarlo allí. Tiene algo mágico, una atmósfera de calma muy inquietante. También encontré un pequeño poblado cerca del desierto construido todo por un alemán retirado y él tenía todos los vestuarios, armas y atrezzo que necesitábamos.

140715entrevista2

¿Y el equipo y actores?
La verdad es que tuve mucha suerte de construir un equipo de rodaje y reunir a unos actores de experiencia y nivel en tan poco tiempo que llevaba en Los Ángeles. El actor principal tuvo roles pequeños en “El señor de los anillos” y en “Hijos de los hombres”. Luego tuve gente en el equipo que ha trabajado en todas la serie de Mad Men y la ayudante de vestuario de Paul Thomas Anderson. El director de fotografía, Petr Cikhart y la directora de arte Blanca Añón (también de Valencia) formaron parte del equipo.

¿Y qué nos puedes contar de la experiencia en el Festival IFS de Beverly Hills?
El festival pese a no ser uno de los grandes tuvo de invitados a gente cómo David Cronenberg o Paul Thomas Anderson, directores que admiro. Fue interesante coincidir con ellos y otras personas que trabajan en la industria. El festival estuvo bien organizado y los trabajos se proyectaban en una sala de cine de Beverly Hills por donde han pasado muchas películas míticas.

Y ahora, después de este cortometraje, ¿qué proyectos vienen?
Ahora mismo estoy desarrollando el guión de un largometraje que quiero dirigir aquí en EEUU en un año y medio si todo sale según lo previsto. Es un road trip americano entre dos hermanos y poco más puedo decir por ahora. También me han ofrecido hacer la dirección de fotografía de un largometraje de terror en noviembre. También tengo una idea de una serie pero ya veremos.

Artículos del autor

Y es que de un tiempo a esta parte parece que los festivales más emblemáticos de nuestra tierra (FIB, BBK Live, Low Cost, Sonorama, Arenal Sound…) se han empeñado en ser deliberadamente aburridos en la confección de sus carteles.


05jul12guillem1

El objetivo desde luego se consiguió con creces, ya que hubo bastante público y todo él aprovechó para atiborrarse de espirituosos.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris