Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Francisco Collado Campana
Francisco Collado Campana
Un ángel más nos ha abandonado este fin de semana
Chiquito de la Calzada ha sido uno de los malagueños más internacionales. Con su propio lenguaje humorístico, sus expresiones misteriosas y su humor genuinamente propio ha hecho reírnos durante décadas. No haya quizá mayor mérito que arrancar una risa contando un chiste que nada más empezar a contarlo ya hacía gracia. Supieses o no cuál fuera a ser el desenlace de la historia que estaba narrando. La gloria del pecador de la pradera no llegó a su juventud, sino a su vejez cuando fue descubierto como una revelación en el programa Genio y Figura. Si bien, su característico arte ya había sido construido a lo largo de toda su vida.

Humorista y flamenco. Son las dos coordenadas que explican su perfil. Chiquito o Gregorio para los más cercanos fue una persona que trabajó durante años tras los tablaos. El hambre y el nomadismo fueron dos constantes durante muchos años de su vida acompañado de su incansable Pepita. Hasta que un día le llegó la oportunidad. De la noche a la mañana, Chiquito ganó el reconocimiento, el prestigio y como no una mejora fundamental en su calidad de vida. Y es ahí donde sigue rigiendo la gracia universal de este hombre que no dejó que la fama rompiese quien era o dejase de serlo. No se puede decir lo mismo de otros malagueños.

Chiquito no intentó que le regalásemos un negocio en el Astoria. Ni se creyó catapultado hasta el Olimpo como inmortal que mira desde arriba a sus congéneres. Bien podría haberlo hecho después de décadas de miseria al verse que era alguien, al sentirse importante. No. Chiquito siguió con su humor. Haciéndonos reir y riéndose de la vida que a últimas horas le había dado una oportunidad. Siguió siendo ese hombre de la Calzada de la Trinidad, barrio popular de Málaga, que siempre había sido. He ahí donde residía la magia de este maestro. Persona y cómico que ahora ya no está entre nosotros. Al menos, la ciudad malagueña ha sabido darle el honor que en vida se merecía y que todavía aún puede seguir dándole. Descanse en paz.

Artículos del autor

El personaje de Makinavaja “made in La Rambla” partiendo la pana es un capítulo de nuestra cultura patria. Esa cultura patria popular que se respira desde el barrio de Carabanchel hasta el Polígono Sur de Sevilla.
El nacionalismo andaluz apenas alcanza un 5% sobre el conjunto de la población de la comunidad autónoma si se miran las estadísticas del Instituto de Estudios Sociales de Andalucía.
Éstas son las declaraciones de Ramón Espinar refiriéndose a la nueva frontera que traza Podemos. El procés se ha convertido en una oportunidad para la redefinición de quiénes son. Y la patria de Laclau se identifica en oposición a terceros.
Desde hace tiempo, personalidades como Noam Chomsky y Vicenc Navarro se han sumado a la causa. No es de extrañar que un anarquista como Chomsky crea que el Estado apalea a los catalanes, les prohíbe hablar en su lengua y les roba dinero para dárselo a los maleantes andaluces.
Fue esta una de las razones por las que hace unos años, y no el aborto como la prensa manifestaba, que hicieron que Gallardón abandonase el Ministerio de Justicia. Deseoso de suspender la autonomía de Cataluña y gestionarla desde Madrid por un período indeterminado.
La celebración del plebiscito sin garantías ni seguridades jurídicas mínimas es el culmen del fanatismo del nacionalismo catalán.
Tanta sordidez que exhuman los medios de comunicación y las redes sociales. Sobre el atentado de Barcelona, han muerto personas de distintas nacionalidades. En tanto en cuanto si los catalanes son españoles se puede comentar en otro momento, ya que no es una cuestión prioritaria.
Éstas son algunas de las sórdidas historias que leo, como todos los veranos, entre las redes sociales. Brexit-arrepentidos, podemitas folclóricos, populares muy populares ellos, hipocresías ciudadana’s, socialistas socializantes, ególatras desapasionados, energúmenos del selfie...
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris