Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Eduardo Patiño
Eduardo Patiño Morillas nació a orillas del Manzanares un soleado domingo hace ya veinticinco años. Aquel 17 de julio del 83, tres dias despues de la fundación del actual Getafe C.F., debió nacer uno de los primeros aficionados azulones que se recuerda. Criado en una familia apasiona por el mundo del deporte, especialmente fútbol y baloncesto, no hubo de esperar mucho para comprender que la información deportiva sería su vocación y, por tanto, su futura profesión. Licenciado en Derecho y Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid ha tanteado tanto el ámbio legal, como el sector de la comunicación. Una vez concluida su formación estuvo trabajando en el Diario AS y en la actualidad colabora con diversos medios de comunicación digitales, cubriendo información y aportando opinión, pero siempre en su habitat natural: el deporte.
Eduardo Patiño
Últimos textos publicados
Los Lakers se complican la vida
Eduardo Patiño
Esta película me suena, que diría alguno. Ni los actores principales, ni los secundarios, ni los cameos…todos exhibieron aquella versión apática que a punto estuvo de costarle un disgusto la pasada temporada ante los Rockets. ¿Autocomplacencia? Algunos dirán falta de hambre, aparición de egos o dejadez del que se sabe superior, pero lo único cierto es que el cuarto partido de esta primera ronda de playoffs dejó en evidencia todos los defectos de esta versión 2.0 de los ‘Angelitos’ Lakers. Empate a dos en la serie y regreso a los Ángeles dónde se supone que Gasol y los suyos saldrán de este pequeño berenjenal en el que han metido. ¿Preocupante? Aunque, a priori, no debería ser más que un mero trámite en su camino hacia las rondas finales, en playoffs se han visto cosas peores. Y si no que se lo pregunten a Nowitzki y su pesadilla ante los Warrios del ‘We Believe’.

Y es que el 110-89 no solo se traduce en el empate a dos en la eliminatoria. Esta derrota supone algo más que un aviso, supone la confirmación de una idea que hace escasas semanas parecía una simple impresión: estos Lakers no son aquel equipo arrollador que dominaba la Liga a su antojo. Sobre todo por sensaciones. Las ocho derrotas cosechadas demás respecto al curso anterior demuestran que, por múltiples razones, los angelinos son más humanos. Si a la falta de concentración o ambición (llámenle como quieran) en determinados momentos de los partidos –generalmente ante rivales inferiores- le añadimos un rival incómodo como los Thunder, con grandes jugadores jóvenes (Durant, Westbrook, Green, etc.) ansiosos por copar portadas, nos queda una eliminatoria abierta. Y es precisamente esa cualidad de abierta, algo impensable hace una semana, la que inquieta a los actuales campeones. Esperemos que reaccionen antes de que se enciendan las alarmas de guerra.

lunes, 26 de abril de 2010.
 
La hora de Sergio
Eduardo Patiño
“Lo de los traspasos hace que la NBA puede ser una mierda o ser maravillosa. El 70% de los jugadores no juegan donde les gustaría”, comentaba Sergio Rodríguez días después de disputar sus primer partido como jugador de los Knicks. Pocos, más bien ninguno, eligen destino y pocos, casi ninguno, está donde le gustaría jugar. No es el caso de Sergio, que tras cuatro años en la liga, por fin ha encontrado su sitio, la Gran Manzana. Ahora si, llegó la hora de Sergio, para lo bueno o para lo malo…

Y es que a nadie se le escapa que el base canario se encuentra ante la oportunidad de su carrera. Tras unos comienzos prometedores en una franquicia que parecía hecha a su medida, con jugadores jóvenes y con potencial para convertirse -a medio plazo- en uno de los aspirantes al titulo, su estancia en Pórtland involucionó de sueño a pesadilla. Atrapado por un entrenador que no le daba bola y un sistema demasiado rígido para su juego, el ‘Chacho’ tuvo que hacer las maletas rumbo a Sacramento dónde las cosas no acabaron de mejorar. Cuatro meses después se cumplió su sueño, pero no sin suspense. El anuncio de su pase a los Rockets, una franquicia con dos bases consolidados, le relegaba de nuevo al más profundo ostracismo, pero sin apenas tiempo para digerirlo, y en medio de la vorágine de rumores, se cumplieron los mejores presagios: en una operación a tres bandas “made in NBA” Sergio recalaba en los Knicks de la mano de Tracy McGrady.

Ahora o nunca. Con su fichaje por los Knicks se despejaron los eternos nubarrones y de entre ellos apareció la silueta de un ítaloamericano que le quiere brindar una nueva oportunidad. Su llegada a New York ha sido la mejor noticia desde que arrancó su periplo americano: una ciudad con enorme sabor latino, una franquicia mítica, dirigida por Mike D'Antoni -un entrenador con gusto por el caos ofensivo, donde mejor se maneja Sergio-, con grandes posibilidades para brillar en el plano individual, sin excesiva competencia en el puesto de base y con enormes planes de futuro. Un futuro que deberá ganarse en los próximos meses, pues su contrato finaliza este año y de su rendimiento dependerá una renovación que le permitiera jugar en un equipo plagado de estrellas, pues los Knicks’10 tendrán capacidad salarial para juntar a dos de las megaestrellas que acaban contrato este verano: Lebron, Wade, Bosh, Stoudemire, Joe Jonson… Gran parte del futuro de Sergio en la NBA pasa por sus próximos días como Knickerbocker, porque un tercer fallo podría significar su vuelta a Europa. En cualquier caso, se acaba el margen de espera y a lo largo de esta temporada saldremos de dudas. Suerte Chacho…

martes, 2 de marzo de 2010.
 
El Monstruo se come al Madrid
Eduardo Patiño
"Miremos al monstruo a los ojos y veremos qué pasa”, comentaba un prudente Ettore Messina en el arranque de la temporada. Cuatro meses más tarde, el Regal Barça volvió a devorar a su máximo rival, y de nuevo como más duele: en una final y demostrando su infinita superioridad. La aplastante victoria blaugrana –la tercera al Madrid en lo que va de temporada- en la final de la Copa del Rey es el fiel reflejo de la abismal diferencia entre este Regal Barça 2.0 y el pelotón de aspirantes. Por lo visto hasta el momento, el Monstruo no tiene rival en España, veremos si encuentra alguno en el viejo continente.

El 80-61 final seguro que escoció, pero quizá más dolorosa sea la sensación de impotencia ante un Barça superlativo que le pasó por encima en todo momento y en todas las facetas del juego. Y eso que la final parecía más igualada tras la exhibición del Madrid ante el Caja Laboral y las ‘dudas’ iniciales de los de Xavi Pascual en sus dos primeros partidos. Puro espejismo: el Monstruo estaba calibrando. A la hora de la verdad reapareció el rodillo azulgrana para minimizar el proyecto Messina y conseguir el segundo de los cuatro títulos a los que aspira este gigante. Viendo lo bien engrasada que anda la maquina azulgrana el ‘poker’ parece al alcance de la mano.

Esta vez ni siquiera necesitó la mejor versión de Juan Carlos Navarro. Apoyados en un descomunal Fran Vázquez, merecido MVP de la final con 14 puntos, 4 mates y 4 rebotes, un genial Lorbek y un Ricky Rubio soberbio en ambos lados de la cancha, asfixió a su rival en defensa, lo maniató en ataque y lo desesperó con abrumadoras diferencias (64-37 en el minuto 30) que por momentos rozaban la humillación. El Madrid, falto de aquella garra y brega que se requiere en una final, no encontró respuestas ni individuales ni colectivas en ningún momento y se diluyó acomplejado ante un Barcelona que no quiso hacer más sangre. La Copa tendrá que esperar para el Madrid…y ya van 17 años.

lunes, 22 de febrero de 2010.
 
 
Un equipo intratable
Eduardo Patiño
lunes, 18 de enero de 2010.
 
Lágrimas eternas
Eduardo Patiño
lunes, 21 de diciembre de 2009.
 
Los Reyes del tenis
Eduardo Patiño
lunes, 7 de diciembre de 2009.
 
Los Gasol, de cinco estrellas
Eduardo Patiño
lunes, 23 de noviembre de 2009.
 
Maradona, a la nevera
Eduardo Patiño
lunes, 16 de noviembre de 2009.
 
Cambio de ciclo
Eduardo Patiño
lunes, 2 de noviembre de 2009.
 
Un jugón de los micrófonos
Eduardo Patiño
lunes, 19 de octubre de 2009.
 
El bipartidismo llega a la ACB
Eduardo Patiño
domingo, 11 de octubre de 2009.
 
Laporta y su teoría de la conspiración
Eduardo Patiño
lunes, 28 de septiembre de 2009.
 
De la UVI al Olimpo
Eduardo Patiño
lunes, 21 de septiembre de 2009.
 
España, en la cuerda floja
Eduardo Patiño
domingo, 13 de septiembre de 2009.
 
Ricky aparca su sueño
Eduardo Patiño
domingo, 6 de septiembre de 2009.
 
El Barça suma y sigue
Eduardo Patiño
domingo, 30 de agosto de 2009.
 
Descansa en paz Dani
Eduardo Patiño
domingo, 9 de agosto de 2009.
 
Un campeón con malas compañías
Eduardo Patiño
lunes, 27 de julio de 2009.
 
Messina, el único galáctico
Eduardo Patiño
domingo, 19 de julio de 2009.
 
Tri-rajada a la vista
Eduardo Patiño
domingo, 12 de julio de 2009.
 
Contador, solo ante el peligro
Eduardo Patiño
domingo, 5 de julio de 2009.
 
Ricky y su mar de dudas
Eduardo Patiño
domingo, 28 de junio de 2009.
 
Gasol se casa con la historia
Eduardo Patiño
domingo, 21 de junio de 2009.
 
¡A por la matricula de honor!
Eduardo Patiño
sábado, 13 de junio de 2009.
 
Déjà vu en Can Barça
Eduardo Patiño
sábado, 6 de junio de 2009.
 
Gasol, a las puertas del cielo
Daniel Lázaro
sábado, 30 de mayo de 2009.
 
El gran salto de Ricky Rubio
Eduardo Patiño
sábado, 23 de mayo de 2009.
 
Archivo
16/05/2009 Gasol, a cara o cruz
09/05/2009 El triunfo de una filosofía
09/05/2009 El triunfo de una filosofía
02/05/2009 Días dificiles en Getafe
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris