Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Daniel Pipes

Daniel Pipes (Boston, 1949) es un historiador y politólogo especializado en terrorismo, el Islam y Oriente Próximo. Es el presidente del “Middle East Forum”, un “think tank” estadounidense de orientación conservadora.

Asistió a la Universidad de Harvard y se licenció en Historia en 1971. Pasó dos años en El Cairo aprendiendo árabe y estudiando el Corán. Se doctoró en Historia Medieval Islámica en 1978 e impartió Historia en la Universidad de Chicago y en Harvard, y Política y Estrategia en la Academia General Naval.

Son conocidas sus tribunas en el New York Sun, The Jerusalem Post, Washington Post, New York Times y Wall Street Journal. Es conocido por ser uno de los dos expertos (junto a Steven Emerson) en haberse anticipado al 11 de Septiembre en los 90. Es el fundador y director del Middle East Forum, co-autor de 18 libros que han sido traducidos a 19 idiomas y es invitado frecuente a debatir de Oriente Medio en cadenas, universidades y entidades de tipo intelectual. Ha participado en la BBC, Antena 3 y Al Yazira, y dicta conferencias en 25 países.

Su página web se encuentra entre las más visitadas en la materia y se traduce a 27 idiomas.



Blog/Web: http://es.danielpipes.org
Daniel Pipes
Últimos textos publicados
El terrorismo desafía su definición
Los sospechosos de terrorismo pueden pasar más tiempo bajo custodia policial sin cargos que los sospechosos de un delito
Tipificar el terrorismo reviste implicaciones prácticas porque homologar como terrorista un acto de violencia acarrea consecuencias importantes en el Derecho estadounidense.

Los sospechosos de terrorismo pueden pasar más tiempo bajo custodia policial sin cargos que los sospechosos de un delito. Pueden ser interrogados sin haber presente un abogado. Se les condena a penas de cárcel más largas. "Los reclusos terroristas" están sometidos a un régimen penitenciario mucho más estricto conocido como Medidas Administrativas de Excepción. La "Ley de Compensación de Pérdidas Materiales Producto de Actos de Terrorismo de 2002" reconoce a las entidades corporativas víctimas de terrorismo medidas extraordinarias (ahora mismo pendientes de renovación en sede parlamentaria) y ampara a los propietarios de inmuebles frente a cierto tipo de reclamaciones. Cuando se invoca la autoría de un acto de terrorismo, los parientes de víctimas como las del atentado de Ft. Hood en 2009 tienen derecho a solicitar medidas de gracia como ventajas fiscales, la desgravación de las letras del seguro y complementos atribuidos a los daños en combate. Hasta puede adjudicárseles en compensación un rascacielos neoyorquino.

La "Ley de Compensación de Pérdidas Materiales Producto de Actos de Terrorismo de 2002" incrementa sustancialmente la importancia de definir lo que significa "terrorismo".

A pesar de las facultades jurídicas de este término, sin embargo, terrorismo sigue sin definirse más allí de un intuitivo "actor que sin actuar en nombre de un Estado perpetraría un atentado contra objetivos civiles con el fin de sembrar el miedo en aras de algœn objetivo político putativo". Un tratado, Terrorismo político, enumera 109 definiciones. El especialista estadounidense de Interior David Tucker comenta con humor seco que "Sobre las puertas del infierno hay una advertencia a todo aquel que atraviese el umbral de abandonar toda esperanza. Menos cruda pero de idéntico efecto es la advertencia dirigida a quienes traten de definir terrorismo". El especialista israelí en contraterrorismo Boaz Ganor bromea diciendo que "La lucha por definir el terrorismo es en ocasiones tan difácil como la propia lucha antiterrorista".

Esta ausencia de concreción siembra el caos, especialmente entre agentes del orden pœblico, fiscalía, políticos, prensa y docentes.

"La de acto de violencia perpetrado en relación con un grupo terrorista perseguido internacionalmente" como Al-Qaeda, Hizbulaj o Hamás se ha convertido en la definición policial funcional de terrorismo. Esto explica intervenciones tras un atentado tan peculiares como "No hemos descubierto ninguna relación con terrorismo", cosa que implica de forma absurda que "los lobos solitarios" nunca son terroristas.

Si no son terroristas, la policía ha de encontrar otra explicación que justifique los actos de violencia perpetrados. Normalmente, se ofrece algœn problema de índole personal: desequilibrio mental, problemas familiares, un desencuentro laboral, "angustia del inmigrante adolescente marginado", una medicina de prescripción facultativa o incluso un vuelo con turbulencias. Poniendo el acento en los problemas personales en lugar de la ideología, se hace hincapié en la vida privada (normalmente irrelevante) del autor material de un acto de terrorismo, pasando por alto de forma voluntaria su móvil político mucho más relevante.

Pero luego, de forma inconsistente, no se abunda en una relación con un grupo internacional. Cuando Óscar Ramiro Ortega-Hernández disparó ocho salvas contra la Casa Blanca en noviembre de 2011, el fiscal afirmó que "Abrir fuego con un rifle de asalto contra la Casa Blanca con el fin de exponer un pronunciamiento político es terrorismo, simple y llanamente" no se precisaría de la existencia de un grupo terrorista internacional. De igual forma, después de que Paul Anthony Ciancia abriera fuego indiscriminadamente en el Aeropuerto Internacional de Los ángeles en noviembre de 2013, matando a un agente de la Agencia de Seguridad en el Transporte, el sumario le imputó "la planificación de un acto que causó la muerte de una persona y la comisión de un acto de terrorismo con agravantes de premeditación y alevosía".

Esta anomalía terminológica siembra una confusión total. El mundo entero considera terrorismo los atentados de la Maratón de Boston Ð a excepción del Departamento del Tesoro, que, año y medio más tarde "no ha determinado con claridad que se tratara de un 'acto de terrorismo' definido segœn la Ley de Compensación de Pérdidas Materiales Producto de Actos de Terrorismo". El juez que presidía la causa de terrorismo de José Pimentel, a quien se le imputa conspiración para colocar artefactos explosivos caseros en Manhattan, desestimó en enero de 2014 el testimonio de un experto que justificara la imputación de un cargo de terrorismo solicitado por la fiscalía. Los funcionarios públicos se abstienen en ocasiones de meterse en jardines: Preguntada en junio de 2013 si el gobierno estadounidense considera grupo terrorista a los Talibanes, la portavoz del Departamento de Estado replicó: "Bien, no estoy segura de su definición en este momento concreto".

El mundo entero, a excepción del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, considera terrorismo las explosiones de la Maratón de Boston.

Un tiroteo registrado en mayo de 2013 en Nueva Orleans, fue todavía más confuso. La portavoz del FBI no habló de terrorismo sino de "un acto de delincuencia callejera estrictamente". El edil discrepaba; preguntado si lo consideraba terrorismo, declaró "A mí me lo parece", porque las familias "tienen miedo a salir de casa". Invitado a desentrañar esta contradicción, un supervisor del FBI presente en el escenario de Nuevas Orleans opacaba todavía más las cosas: "Puede decirse definitivamente que es terrorismo urbano; es terrorismo urbano. Pero desde el punto de vista del FBI y de cara a lo que nos enfrentamos a nivel nacional, no es lo que consideramos terrorismo, per se". ¿Queda claro?

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos no ha aclarado todavía que los Talibanes sean terroristas.

Esta total ausencia de claridad plantea un significativo reto legislativo. El terrorismo, con todas sus implicaciones económicas y jurídicas, no puede seguir siendo un concepto difuso y subjetivo, sino que exigiría una definición concisa y exacta, aplicada con consistencia.
jueves, 30 de octubre de 2014.
 
El nuevo Primer Ministro de Turquía, en su salsa
¿Qué auguran estos cambios a Turquía y su política exterior? En dos palabras: nada bueno

Mientras Recep Tayyip Erdoğán es elevado hoy a la presidencia de Turquía, su cuidadosamente elegido sucesor, Ajmet Davutoğlu, asume simultáneamente la antigua cartera de primer ministro de Erdoğán. ¿Qué auguran estos cambios a Turquía y su política exterior? En dos palabras: nada bueno.


En junio de 2005, siendo Davutoğlu el principal consejero de Erdoğán en política exterior, mantuve con él una conversación en Ankara durante una hora. Dos asuntos de aquella conversación siguen presentes en la memoria.

Él me preguntó por el movimiento neoconservador en Estados Unidos, en el apogeo de su fama y su presunta influencia por entonces. Empecé manifestando dudas de que yo fuera miembro de esta élite, como dio por sentado Davutoğlu, y pasé a destacar que ninguno de los responsables clave de la administración George W. Bush (el presidente, el vicepresidente, los secretarios de estado y defensa o el asesor de seguridad nacional) era neoconservador, hecho que me hacía ser escéptico con su presumido poder.

Davutoğlu respondió con una forma sutil de antisemitismo, insistiendo en que los neoconservadores eran mucho más poderosos de lo que yo advertía a primera vista porque trabajaban juntos dentro de una red clandestina apoyada en vínculos confesionales. (Tuvo la delicadeza de no poner nombre a la confesión de la que pudiera tratarse).

A su vez, le pregunté por los objetivos de la política exterior turca en Oriente Próximo durante la era del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) que había comenzado en 2002, destacando las novedosas ambiciones de Ankara dentro de una región que llevaba tiempo despreciando. Él admitió la existencia de este cambio, pasándome a continuación una revista rápida de Afganistán a Marruecos y destacando las relaciones especiales de Turquía con muchos países.

Éstas abarcaban la presencia de poblaciones turcoparlantes (en Irak, por ejemplo), la herencia de la gestión otomana (el Líbano), las simbiosis económicas (Siria), los vínculos islámicos (Arabia Saudí) y la mediación diplomática (Irán).

Lo que más me sorprendió fue el vanagloriado optimismo y la seguridad total de Davutoğlu, antiguo docente universitario de relaciones internacionales e ideólogo islamista. No solamente dio a entender que Turquía llevaba tiempo conteniendo el aliento a la espera de su persona y su grandiosa visión, sino que también manifestaba un placer evidente por estar en posición de implantar sus teorías académicas en el gran tapiz de la política internacional.

(Este privilegio rara vez se hace realidad). En resumen, que aquella conversación no me inspiró ni confianza ni admiración.

Si bien Davutoğlu se ha desenvuelto notoriamente bien durante los años transcurridos, lo hizo exclusivamente como correveidile de su patrón único, Erdoğán. Sus precedentes, en contraste, se han distinguido por su legislación inconsistente y su fracaso constante, tan estrepitoso que linda con lo garrafal. Bajo la gestión de Davutoğlu, las relaciones de Ankara con los países occidentales se han echado casi universalmente a perder, mientras que las mantenidas con Irán, Irak, Siria, Israel, Egipto o Libia, entre otros países de Oriente Próximo, se han deteriorado rápidamente. Como colofón, la gestión turca corre peligro hasta dentro de su propia satrapía del Chipre septentrional.

A nivel simbólico, Turquía se está alejando paulatinamente de la alianza de democracias de la OTAN en favor del minúsculo grupo sino-ruso con alfileres conocido como la Organización de Cooperación de Shanghái. Como destaca tristemente Kemal Kılıçdaroğlu, secretario de la oposición: "Turquía se ha ido aislando del mundo".

Habiendo fracasado como primer ministro, ahora Davutoğlu – validando el Principio Dilbert – asciende a la embriagadora pero subordinada cartera tanto de la secretaría del AKP como del Estado. Se enfrenta a dos retos importantes:

Como secretario del AKP, tiene por delante alzarse con una sonada victoria en los comicios parlamentarios de junio de 2015 para poder modificar el texto constitucional y convertir el cargo cuasi-ceremonial de presidente en el sultanato electo que ansía Erdoğán. ¿Podrá Davutoğlu obtener los votos? Me incluyo entre los escépticos. Doy por descontado que Erdoğán lamentará la jornada en que renunció a su primera cartera para ocupar la de presidente, para acabar ignorado o aburrido dentro del amplio "elenco" presidencial.

Como 26º presidente de Turquía, Davutoğlu se enfrenta a una burbuja económica peligrosamente próxima a su colapso, la ruptura del estado de derecho, un país volátil a consecuencia de la divisiva gestión de Erdoğán, a un hostil movimiento Gülen y a una formación AKP dividida, convergiendo todo en el seno de un país cada vez más islamista (y por tanto menos cívico). Además, los problemas de la política exterior que el propio Davutoğlu se ha creado se prolongarán, sobre todo los secuestros del ISIS en Mosul.

El infortunado Davutoğlu recuerda al servicio de limpieza que se persona en la fiesta de madrugada para encarar el desastre dejado atrás por los jaraneros ausentes. Felizmente, el polémico y autocrático Erdoğán ya no ocupa la cartera ministerial clave de Turquía; pero que ponga el país en las inestables manos de un incondicional de incompetencia demostrada plantea a los turcos, a sus vecinos y a todos los que estiman al país, múltiples motivos de preocupación nuevos.
viernes, 5 de septiembre de 2014.
 
Lecciones de la guerra en Gaza
Mientras las operaciones israelíes contra Hamás pierden intensidad, he aquí siete facetas del mes de conflicto
Escudo balístico: La soberbia actuación del sistema Cúpula de Hierro, la red de protección que abate prácticamente todo proyectil de Hamás que amenaza con causar daños materiales o personales, reviste importantes implicaciones militares para Israel y para el mundo. Evidencia con éxito que el programa "Guerra de las Galaxias" (como lo bautizaron perversamente sus detractores a su presentación en 1983) puede brindar protección real frente a proyectiles y misiles de corto alcance y también presumiblemente de largo alcance, alterando de forma potencial el futuro del enfrentamiento bélico.

Túneles: Construir túneles tras las líneas enemigas dista mucho de ser una táctica novedosa; a nivel histórico, ha tenido éxito, como en la Batalla de Messines de 1917, cuando las excavaciones británicas se cobraron la vida de 10.000 efectivos militares alemanes. Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) tenían conocimiento de la existencia de los túneles de Hamás antes de comenzar las hostilidades el 8 de julio, pero no conocían con exactitud su número, su longitud, su profundidad, la calidad de su construcción o su sofisticación electrónica. Jerusalén advirtió rápidamente, como escribe el Times of Israel, que "la supremacía terrestre, marítima y aérea de Israel no se replicaba bajo tierra". El ejército israelí precisa así de tiempo adicional para alcanzar el dominio subterráneo.

Consenso en Israel: El implacable salvajismo de Hamás ha generado un infrecuente consenso en favor de la victoria entre los judíos israelíes. Esta práctica unanimidad consolida la actuación del gobierno a la hora de tratar con potencias exteriores (el Primer Ministro Netanyahu advirtió seriamente a la administración norteamericana de no volver nunca a cuestionarle) y es probable que decante en la misma medida la política nacional israelí a la derecha, decisivamente al bando nacionalista.

Reacción en Oriente Próximo: A excepción de los patronos estatales de Hamás (Turquía, Qatar, Irán), los terroristas islamistas no han encontrado prácticamente apoyo gubernamental en la región. En un llamativo ejemplo, el monarca saudí Abdalaj decía de que Hamás mate habitantes de Gaza: "Es vergonzoso y desafortunado que estos terroristas [mutilen los cadáveres de inocentes y den orgullosamente a conocer sus acciones] en nombre de la religión". Qué bien conoce a su enemigo mortal.

Creciente antisemitismo: Especialmente en Europa pero también en Canadá y Australia, el antisemitismo adquiere protagonismo, sobre todo de islamistas y palestinos así como de sus aliados de la extrema izquierda. Esta reacción, con toda probabilidad, elevará la inmigración a los dos refugios de la vida judía, Israel y Estados Unidos. En contraste, los musulmanes de Oriente Próximo guardan silencio, a excepción de los turcos y de los árabes residentes bajo control israelí.

Respuesta de la élite frente a la reacción popular: No pasa todos los días que el secretario general de las Naciones Unidas y cada uno de los 28 ministros de exteriores de la Unión Europea se alineen con Israel contra un enemigo árabe, pero eso sucedió. En el congreso estadounidense, el Senado aprobó de manera unánime, y el Congreso aprobó por 395 votos a 8, una partida adicional de 225 millones de dólares destinados al programa Cúpula de Hierro. En contraste, entre la opinión pública en general, la opinión pro-Israel descendió prácticamente en todas partes (aunque no en Estados Unidos). ¿Cómo se explica esta disparidad? Mi postulado: Los líderes imaginan lo que harían frente a proyectiles y túneles enemigos, al tiempo que la opinión pública pone el acento en las fotografías de bebés fallecidos en Gaza.

Bebés fallecidos: Lo que nos lleva a la faceta más extraña, antiintuitiva y compleja del conflicto entero. Al disfrutar el ejército israelí de la ventaja aplastante en el campo de batalla sobre Hamás, su enfrentamiento parece más una operación policial que un conflicto bélico. De ahí que los israelíes sean juzgados principalmente en función de la claridad de las intervenciones públicas de sus líderes, del juicioso uso de la fuerza y de la gestión de las pruebas. En consecuencia, la atención de los medios convencionales se desplaza invariablemente de la esfera militar a los interrogantes de proporcionalidad, moralidad y política. El principal arsenal estratégico de Hamás en esta empresa de dañar la reputación de Israel y condenarlo al ostracismo no son los proyectiles ni los túneles, sino las angustiosas fotografías de civiles muertos, asesinados presuntamente por el ejército israelí.

Esto conduce a la descabellada situación en la que Hamás aspira a causar daños materiales palestinos, obliga a los civiles a soportar heridos y muertos, infla las cifras de fallecidos e incluso puede atacar a propósito su propio territorio – mientras el ejército israelí asume bajas gratuitas para escatimar daños a los palestinos. El gobierno israelí va más allá, proporcionando atención médica y alimentos y poniendo en peligro a personal técnico para garantizar que la población de Gaza sigue teniendo abastecimiento eléctrico gratuito.

Es un conflicto curioso en el que Hamás celebra la miseria palestina e Israel hace lo que puede por proteger la vida de su enemigo. Extraña de verdad, pero así es la naturaleza del enfrentamiento bélico moderno, en el que a menudo los artículos cobran más importancia que las balas. En términos Clausewitzianos, el centro de gravedad del conflicto se ha desplazado del campo de batalla a las relaciones públicas.

En resumen, las fuerzas civilizadas y morales de Israel salen airosas de este enfrentamiento con el barbarismo. Pero no lo bastante airosas para prevenir, durante mucho tiempo, otro ataque más.
viernes, 29 de agosto de 2014.
 
 
El brutal momento del califa Ibrahim
Un único califato administró todos los territorios musulmanes hasta el año 750
miércoles, 13 de agosto de 2014.
 
¿Hay millones protestando en todo el mundo contra las acciones israelíes?
Las manifestaciones no son mundiales
jueves, 7 de agosto de 2014.
 
Cuarenta años de la invasión de Chipre
Unas ideas de lo ocurrido el 20 de julio de 1974
miércoles, 6 de agosto de 2014.
 
¿Cómo son de islámicos los musulmanes?
La ley islámica espera mucho de los musulmanes; ¿con qué éxito satisfacen sus mandamientos?
lunes, 4 de agosto de 2014.
 
Sorprendente apoyo a Israel, no a Hamás
Israel está recibiendo apoyos de fuentes inesperadas
martes, 22 de julio de 2014.
 
No encausemos a los terroristas
¿De qué sirve una condena?
viernes, 18 de julio de 2014.
 
El Consejo de Relaciones Islámico-Norteamericanas sustrae mi propiedad (intelectual)
Sus actividades cuestionables moralmente
jueves, 17 de julio de 2014.
 
¿Cómo va Egipto, un año después de Mursi?
El declive económico egipcio sigue adelante
miércoles, 16 de julio de 2014.
 
La firme mano de Netanyahu
A largo plazo el islam radical menguará
martes, 15 de julio de 2014.
 
El acusado riesgo de las presas iraquíes
El ISIS advirtió tras cerrar las compuertas del embalse
lunes, 14 de julio de 2014.
 
Apoyo turco al Estado Islámico de Irak y Siria
La CNN ha llegado a emitir un vídeo acerca de "La rutas yihadistas clandestinas de contrabando a través de Turquía
miércoles, 25 de junio de 2014.
 
La inminente catástrofe hídrica de Siria
Irak también podría verse afectado
martes, 17 de junio de 2014.
 
Los conservadores se concentran en las calles de París
Las futuras marchas movilizarán probablemente a grupos más numerosos y tendrán mayor impacto
jueves, 3 de abril de 2014.
 
Los patrones desapercibidos del Islam
Aniversario del 11-M
martes, 11 de marzo de 2014.
 
Archivo
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris