Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Cristina Segovia


Email: content@intothemarketing.com
Cristina Segovia
Últimos textos publicados
Anulación de la boda de Esther Cañadas
Ahora luce un cambio en su físico alejado de los canones de las pasarelas
Esther Cañadas, la modelo internacional española anunciaba hace escasas fechas que se casaba con Vikram Chatwal, un empresario hotelero neoyorquino, quien se le había declarado con un espectacular anillo a las puertas de la famosa catedral de St. Patricio, en el corazón de Nueva York. Pero hoy Chatwal ha confirmado al diario Post que a pesar del poco tiempo transcurrido han decidido de forma amistosa romper el compromiso y su relación. Aunque continúan siendo buenos amigos.

Esther Cañadas, una de las modelos españolas más cotizadas internacionalmente que ha sufrido una metamorfosis en los últimos años, con algunos kilos de más, la cara hinchada, prácticamente irreconocible, se alejó de las pasarelas hace más de dos años, cuando la modelo decidió retirarse de la vida pública, fijando su residencia en Nueva York. Casada anteriormente dos veces, este iba a hacer su tercer matrimonio.

Esther que empezó muy joven, con solo 17 años quedó finalista en el concurso de belleza “Supermodel of The World en Nueva York”. A partir de ese momento, su carrera se dispara y las publicaciones más prestigiosas se la disputaban para que protagonizara sus portadas, mientras que simultáneamente triunfaba en las pasarelas más importantes del mundo como la de París, Milán o Nueva York. Fue musa de la diseñadora Donna Karan. Entre desfiles, Esther encontró tiempo para debutar en el cine junto a Pierce Brosnan en «El secreto de Thomas Crown», y también para hacer una aparición en el cine español en 2004 que protagonizó «Trileros». Icono de la belleza, cuerpo impecable, asidua cliente de los más exclusivos centros de belleza de Madrid, la recordamos como una mujer que cuidaba su imagen personal, aunque algún desliz también tuvo, como sus míticos labios carnosos, fruto de un paso por el quirófano un tanto desacertado.

En la actualidad está completamente apartada de ese mundillo y la discreción es su forma de vida, Esther vive en los Estados Unidos, donde se instaló en 2008 tras divorciarse de Sete Gibernau, su último marido. Desde entonces solo se le ha podido ver en muy escasas ocasiones. Ahora luce un cambio en su físico, que se aleja del prototipo de las mejores modelos internacionales que ha pasado de la delgadez extrema a una figura pasada de kilos y que por ello ha sido objeto de todo tipo de especulaciones tras la sorpresa de su aparición en ese estado físico. Para unos se trata de problemas de salud, para otros, que se ha abandonado, liberada de la presión que ejercía sobre ella su profesión. Pero en cualquier caso está claro que la modelo alicantina se ha convertido a sus 35 años en una nueva mujer, completamente despreocupada de la báscula, que ha decidido vivir su vida sin complejos y de la mejor manera posible.

viernes, 18 de octubre de 2013.
 
 
Archivo
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris