Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
María del Carmen Portugal Bueno
María del Carmen Portugal Bueno
Por un lado, en esta reunión está presente la costumbre, ya que los viernes por la mañana es su celebración habitual. Por otro lado, la ley, ya que sus miembros se someten a la precedencia marcada por normativa

En estos días el protocolo de Estado se encuentra en sus horas más bajas, en el sentido de ausencia de actividad oficial tanto del jefe de Estado como del presidente en funciones del Gobierno español, aunque este último finalizará la semana con reunión del Consejo de Ministros.

Las reuniones de los miembros del Gobierno español en Consejo de Ministros son actos oficiales de carácter no públicos, no así privados, ya que sus deliberaciones son secretas, tal y como recuerda la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, del Gobierno.

Por público se entiende aquello que es conocido por todos. En este caso la celebración de las reuniones del Consejo de Ministros no es de dominio público, por lo que su calificación de no público es acertada. Y es más acorde este término que el de privado, ya que este último está en relación con la ausencia de formalidad o ceremonia.

Precisamente el Consejo de Ministros está sujeto al protocolo. Por un lado, en esta reunión está presente la costumbre, ya que los viernes por la mañana es su celebración habitual. Por otro lado, la ley, ya que sus miembros se someten a la precedencia marcada por normativa.

La ordenación a aplicar a los ministros depende de la de sus ministerios. En este sentido, el Real Decreto 2099/1993 en su artículo 15.2 nos aporta la base de la precedencia de los departamentos ministeriales que es la siguiente, del primero al último: Asuntos Exteriores, Justicia, Defensa, Economía y Hacienda, Interior, Obras Públicas y Urbanismo, Educación y Ciencia, Trabajo y Seguridad Social, Industria y Energía, Agricultura, Pesca y Alimentación, Presidencia, Transportes, Turismo y Comunicaciones, Cultura, Administración Territorial y Sanidad y Consumo.

Esta ordenación de 1993 es el guion a seguir en las reestructuraciones de los departamentos ministeriales que por reales decretos cada nuevo presidente de Gobierno aprueba: «Crear, modificar y suprimir, por Real Decreto, los Departamentos Ministeriales, así como las Secretarias de Estado. Asimismo, le corresponde la aprobación de la estructura orgánica de la Presidencia del Gobierno», sentencia el artículo 2 de la Ley 50/1997.

En la actualidad se encuentra en vigor el Real Decreto 355/2018, de 6 de junio, cuatro días después de que Pedro Sánchez tomará posesión de su cargo como presidente de España. La precedencia vigente es la siguiente: Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación; Justicia, Defensa; Hacienda; Interior; Fomento; Educación y Formación Profesional; Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; Industria, Comercio y Turismo; Agricultura, Pesca y Alimentación; Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad; Política Territorial y Función Pública; Transición Ecológica; Cultura y Deporte; Economía y Empresa; Sanidad, Consumo y Bienestar Social; y Ciencia, Innovación y Universidades.

Con esta ordenación los ministros ocupan su sitio en la mesa de reunión del Consejo de Ministros. Una mesa de presidencia única bajo la figura del presidente del Gobierno siguiendo las directrices del artículo 15 del Real Decreto 2099/1983: «La Presidencia del Gobierno tendrá precedencia sobre los Departamentos ministeriales de la Administración Central del Estado».

En consecuencia, el presidente preside la reunión del Consejo de Ministros, y estos se colocan según su orden a derecha e izquierda del presidente, es decir en alternancia. Y es la vicepresidenta del Gobierno quien se sienta a la derecha del presidente, primando su cargo de titular de la vicepresidencia del Gobierno español sobre el de ministra.

Artículos del autor

El 15 de agosto, tal y como se indica en el Real Decreto 2001/1983, se celebra en España la Asunción de la Virgen, fiesta laboral de ámbito nacional en cumplimiento con el acuerdo firmado con la Santa Sede el 3 de enero de 1979.

En consecuencia, quien más quien menos, celebra esta festividad en su municipio. Y uno de estos es Elche con su Misteri d'Elx, declarado Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2001.

La ordenación general de precedencias del Estado español ya ha cumplido un año más, concretamente treinta y seis. Una edad que para algunos es motivo de renovación y, en cambio, otros prefieren recurrir al «virgencita, virgencita, que me quede como estoy».

Nos encontramos en la época del año ideal para el uso y disfrute de las piscinas. Tanto adultos como menores pasamos horas refrescándonos en ellas. Sobre todo los niños que están la mayor parte del día a remojo, jugando con nuevos o antiguos amigos. Durante sus vacaciones las piscinas son su punto de encuentro social por excelencia.

Hace cincuenta años Francisco Franco como Jefe del Estado español, y con la autoridad que le otorgaba la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado, propone a Don Juan Carlos de Borbón y Borbón como su sucesor ante las Cortes españolas y cuya posibilidad ya recogía dicha Ley de 1945 en su artículo sexto.

Según el Diccionario del español jurídico la investidura es el acto por el que una autoridad o funcionario público recibe la titularidad de un órgano y puede ejercer en lo sucesivo las facultades y atribuciones que el ordenamiento jurídico asigna al órgano mismo.

El Ayuntamiento de Pamplona concede el Pañuelo de Honor, una distinción cuya descripción, concesión y entrega está recogida en su Reglamento de protocolo, ceremonial, honores y distinciones aprobado definitivamente en septiembre del año 2016.

El Reglamento de Honores y Distinciones de la FEMP fue aprobado en el mes de diciembre del año 2014 por la Junta de Gobierno. Estas distinciones son establecidas para poner en valor los artículos 137, 141 y 142 de la Constitución española, es decir poner en consideración los principios de la autonomía local.

Los honores y distinciones que otorga la Diputación de Cádiz, y cuyos antecedentes se remontan a los aprobados en el año 1948, son los de Hijo Predilecto, Medalla, Presidente Honorario, Diputado Honorario y Corbata.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris