Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Amy Goodman
Columna de opinión
Amy Goodman
No olvidaremos

El famoso artista de hip-hop Kanye West generó controversia esta semana al afirmar en una entrevista con el medio TMZ, un sitio web de noticias sobre las celebridades: “Cuando oyes hablar de que la esclavitud duró 400 años… ¿400 años? Parece una elección”. Un productor de TMZ llamado Van Lathan enfrentó de inmediato a West fuera de cámaras: “Creo que lo que estás haciendo ahora mismo es no pensar. Y el motivo por el que creo esto, Kanye, es porque tienes todo el derecho a opinar, tienes todo el derecho a creer lo que quieras, pero existe un mundo real, hay hechos y consecuencias reales detrás de todo lo que acabas de decir. Mientras tú haces música, eres un artista y vives la vida que te has ganado por ser un genio, el resto de nosotros en la sociedad tenemos que enfrentar amenazas contra nuestras vidas. Debemos enfrentar la marginación que proviene de esos 400 años de esclavitud que, en tu opinión, fueron una elección de nuestro pueblo. Sinceramente, estoy decepcionado, estoy consternado y, hermano, creo que me siento extremadamente herido por el hecho de que te hayas convertido en algo que, para mí, no es real”. El destacado activista del movimiento Black Lives Matter DeRay Mckesson también respondió a Kanye West en TMZ, y le aconsejó: “Kanye, cálmate. Encuentra un lugar donde puedas aprender y leer, donde tus ideas sean cuestionadas y donde otras personas puedan expresar sus ideas. De momento no creo que ese lugar sea el espacio público. Necesitas tomarte el tiempo para reflexionar e informarte mejor antes de realizar declaraciones públicas”.


Hay un lugar en el centro de Alabama que podría ser el lugar al que Kanye West podría ir a reflexionar acerca de la esclavitud: el recientemente inaugurado Monumento Nacional por la Paz y la Justicia ubicado en Montgomery. El monumento, ubicado en un terreno de 2,5 hectáreas, es una profunda y solemne conmemoración del horror de la esclavitud y el linchamiento en Estados Unidos. En el centro del monumento se erige un amplio pabellón con cientos de monolitos de acero colgados del techo que representan, cada uno de ellos, a los condados donde ocurrieron linchamientos, con los nombres de las víctimas.


El monumento es el resultado de la labor de Bryan Stevenson y de la organización que él dirige, Equal Justice Initiative (Iniciativa por la justicia igualitaria, en español), una organización sin fines de lucro con sede en Montgomery. Stevenson es un abogado que ha representado a prisioneros condenados a pena de muerte en el sur profundo durante varias décadas. En 2015, la Iniciativa por la justicia igualitaria publicó un amplio informe sobre la historia de los linchamientos en Estados Unidos, en el que se documentan más de 4.400 víctimas entre 1877 y 1950.


Bryan Stevenson aspira a que este monumento conmemorativo, junto con el nuevo museo de la organización, ubicado en el centro de Montgomery y llamado “Museo del Legado: de la esclavitud al encarcelamiento masivo”, pondrán en cuestión lo que él considera que es el “relato de las diferencias raciales en Estados Unidos, esta historia de desigualdad racial que nos ha vuelto tolerantes a la intolerancia y la discriminación”.


Stevenson contó en DemocracyNow!: “Hace alrededor de diez años comenzamos a trabajar en un proyecto para cambiar ese relato. Comenzamos este trabajo de investigación sobre la esclavitud, los linchamientos y la segregación. Publicamos informes. Comenzamos a colocar recordatorios públicos, porque nuestro paisaje está repleto de iconografía de la Confederación. (…) Considero que hablar sobre la esclavitud, hablar sobre los linchamientos, hablar sobre la segregación, hablar sobre nuestra historia de desigualdad racial es fundamental para generar una consciencia que nos permita avanzar hacia la justicia y la igualdad. No creo que hayamos hecho eso con éxito en este país”.


El monumento y museo ya han dado lugar a una seria reflexión en el periódico local de la capital de Alabama, el Montgomery Advertiser, fundado en 1829. Una sección del periódico, denominada “El legado de los linchamientos: la vergonzosa historia del terrorismo racial en Estados Unidos”, incluye artículos en los que se detallan las propias fallas del periódico en la cobertura periodística de los linchamientos. Cualquier noticia sobre el tema, informa el periodista Brian Lyman, “era minimizada por la constante suposición del periódico de que las víctimas de linchamientos eran culpables de algún delito, sin importar los hechos. Esas suposiciones se basaban a menudo en opiniones racistas acerca de los afroestadounidenses”.


El consejo editorial del periódico inició su artículo con la frase “Nos equivocamos”, y añadió: “Apoyamos las mentiras del siglo 19 y comienzos del siglo 20 de que los afroestadounidenses eran inferiores. Hemos propagado una visión del mundo arraigada en el racismo y en el repugnante mito de la superioridad racial”.


Si bien el monumento y el museo se centran en el pasado, en los 400 años de racismo contra los africanos y afroestadounidenses, Stevenson también se interesa por el presente: “Hay una vía directa de la escuela a la cárcel. Existen cárceles y prisiones repletas de personas que no representan una amenaza a la seguridad pública. Las personas negras y de color están siendo amenazadas y perseguidas por la policía. Hay una red de debates políticos que siempre excluyen a las personas de color. Y hasta que no enfrentemos esos espacios y cuestionemos esos lugares, no podremos lograr el tipo de justicia que la mayoría de nosotros perseguimos. Ese es mi desafío. Allí tengo puesto mi corazón”.


En un muro interior del Monumento Nacional por la Paz y la Justicia está grabada la siguiente promesa:

“Por los ahorcados y golpeados,
Por los fusilados, ahogados y quemados,
Por los torturados, atormentados y aterrorizados,
Por los abandonados por el Estado de derecho,
No olvidaremos”.


En 2005, Kanye West sorprendió al país y a la Casa Blanca al pronunciar las siguientes palabras en un programa de televisión a beneficio de las víctimas del huracán Katrina: “A George Bush no le importan las personas negras”. Recientemente, Kanye West volvió a sorprender a muchos al expresar admiración por el Presidente Donald Trump y ahora afirmó que la esclavitud fue “una elección”. Kanye debería visitar el monumento erigido en Montgomery y llevar al presidente con él.

Artículos del autor

​La arremetida del presidente Donald Trump contra los inmigrantes y su aversión por los medios de comunicación y la prensa se combinaron en Memphis este mes.
​Siwatu-Salama Ra está acostumbrada a actuar en legítima defensa. Fue por hacer justamente eso que esta joven madre de 26 años de edad quizás tenga que dar a luz en prisión.
​Facebook, la gigante red social con fines de lucro, recopila grandes cantidades de datos de cada uno de sus 2.000 millones de usuarios en todo el mundo. Este paquete de información le da a Facebook un poder comercial inigualable.
​Si se recorre la ruta sur entre Frankfort, la capital de Kentucky, y Oklahoma City, en Oklahoma, el punto medio es Memphis, Tennessee. La ruta forma el dibujo de un arco, una figura que muchas personas tienen presente en estos días a propósito del 50º aniversario del asesinato de Martin Luther King Jr.
​Ha pasado casi un año desde que Chelsea Manning fue liberada de la cárcel que el ejército de Estados Unidos tiene en la base militar de Fort Leavenworth, Kansas. Manning, la denunciante del ejército de mayor popularidad del país, cumplió siete años de prisión.
​Han pasado 15 años desde que el presidente George W. Bush, el vicepresidente Dick Cheney y una camarilla de neoconservadores, con el entusiasta apoyo de los medios de comunicación hegemónicos, dieron inicio a la invasión de Irak con un bombardeo asesino contra la ciudad de Bagdad, al que denominaron “Operación Conmoción y Pavor”.
Podría haber vaticinado otro tiroteo letal en una escuela, como tantos que han tenido lugar en Estados Unidos. Pero lo que esta asociación aficionada a las armas de fuego no pudo predecir fue la respuesta inmediata e implacable de los estudiantes sobrevivientes.
Nikolas Cruz sabía cómo manejar un arma gracias a la Asociación Nacional del Rifle y al Ejército de Estados Unidos. El acusado de perpetrar la masacre del Día de San Valentín, que tuvo lugar en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas ubicada en Parkland, Florida, ultimó a 17 personas en tres minutos, todo con un rifle semiautomático AR-15.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris